Realidad virtual, ¿el primer paso a múltiples futuros?

7 de Abril de 2017 - Forbes Argentina

 


Solo hay que probar una vez para darse cuenta del inmenso potencial narrativo y experiencial que supone salir de clásicos rectángulos como el libro, el póster, la televisión o incluso el celular y entrar en el mundo de la inmersión tecnológica.

La realidad virtual como parte de otras tecnologías como realidad aumentada o realidad mixta va poco a poco consolidando y amontonando expectativas a su alrededor y es ya a menudo presentada como el próximo hito en términos de nuevos usos tecnológicos, o como la mayor revolución desde la emergencia del smartphone como dispositivo masivo.

Sin embargo, hay que vigilar con esta interpretación. Es fácil confundir los avances de las tecnologías de inmersión con la emergencia del casco o “headset” como producto de consumo. Y es que cada vez parece más claro que el celular no soltará su reinado y será el producto que lidere con o sin accesorios la penetración de las realidades inmersivas.

Dicho de otra forma, la realidad virtual no trata necesariamente de un nuevo mundo de dispositivos sino principalmente de nuevos desarrollos y contenidos o aún mejor, de nuevos comportamientos de usuario.

En el otro sentido, el de la inmersión de realidad virtual sincronizada de gran intensidad tampoco los cascos de realidad virtual van a ser el estándar sino que más bien son el primer paso de una carrera dónde en la búsqueda de otros y múltiples estímulos como la presión corporal, la temperatura o los olores se irán adhiriendo a nuevos dispositivos alrededor del cuerpo.

Habrá que ver el nivel de alcance de consumo que pueden desarrollar estos dispositivos siendo la industria del gaming, tal vez junto con la del “entretenimiento adulto”, las que están tomando el liderazgo y marcarán seguramente el techo de su masividad a medio plazo.

Ante estas dos fuerzas divergentes, una hacia la masificación a través de tecnologías montadas sobre celulares de gran consumo y otra hacia la sofisticación a través de nuevos dispositivos de hardware, resulta cada vez más claro que en los próximos años estaremos ante un escenario de una gran asimetría tecnológica dónde convivirán distintos sistemas y dispositivos creando un paisaje de compleja y diversa base tecnológica.

Los nuevos usos de la realidad virtual

Pese a este escenario, a medida que los usuarios vayan descubriendo los nuevos usos y posibilidades de la realidad virtual se prevé una demanda creciente de contenidos adaptados a las nuevas potencialidades.

Es decir, la diversidad de sistemas confundirá a las corporaciones pero no detendrá un ritmo creciente de expectativas por parte de los usuarios que querrán cada vez más contenido adaptado a sus nuevos rituales de uso.

¿Cómo debería ser Wikipedia en un entorno inmersivo? Extendamos ahora esta pregunta a los contenidos de cada una de las marcas y compañías de medios que verán en el tiempo devaluado el valor de sus actuales sitios, videos y otras bibliotecas de contenido. Apostemos en los próximos años a un paisaje de transición similar al que pudo ser en su momento el cine coloreado.

No resulta por tanto una opción esperar un escenario de convergencia para empezar a recorrer desde cada organización la curva de aprendizaje que supone repensar sus vínculos de relación a lo largo de la cadena de valor.

Ernest Riba, Head of Business & Product Development Havas Media Group

bookmark icon