Radiografía: Federico Braun, el dueño de los súper

28 de Julio de 2018 - Cecilia Valleboni

 


Es uno de los empresarios de más bajo perfil de la Argentina y sin embargo su cadena de supermercados La Anónima tiene ventas por más de $ 30.000 millones y emplea a 11.000 personas.

El empresario y su familia acumulan –de acuerdo con el ranking FORBES de los más ricos de Argentina– una fortuna de US$ 1.300 millones. Dueño de una porción del Banco Galicia y de La Anónima, asumió al frente de la cadena de supermercados familiar en 1978. Por aquel entonces, se trataba de un negocio que empleaba a 265 personas en 11 sucursales ubicadas en la Patagonia. A través del crecimiento orgánico –y algunas adquisiciones–, tras 40 años al mando de la empresa familiar, logró convertirla en la cuarta mayor cadena de nivel nacional, con ventas por más de $ 30.000 millones.

La Sociedad Anónima Importadora y Exportadora de la Patagonia comenzó a escribir su historia en 1908. Fue en aquel entonces cuando las empresas de José Menéndez y Mauricio Braun se unieron dando lugar a la sociedad que comenzó
con almacenes de ramos generales, estancias y una flota naviera propia. Su nombre es una curiosidad: debido a lo largo y complicado del nombre, los habitantes de la Patagonia bautizaron a la nueva empresa como La Anónima.
Así, a sus orígenes patagónicos se suma también su marca como compañía familiar. En 1942, abrió su capital a la oferta pública, en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. Sin embargo, en 1979, se revirtió la dispersión del capital social y el paquete accionario se concentró nuevamente en la familia Braun. El objetivo: liderar el sector de supermercados en la región patagónica.

El negocio del súper

Con el objetivo en mente, Federico Braun y su hermano, Pablo, decidieron consolidar posiciones en la Sociedad Anónima Importadora y Exportadora de la Patagonia para ganar terreno en el territorio que se extiende al sur del río Colorado con su cadena de supermercados. Compraron las acciones diseminadas entre otros integrantes de la familia Braun Menéndez. Corría el año 1979 y atrás había quedado una difícil situación económica y financiera, que llevó a la sociedad a tomar una serie de medidas tales como la liquidación de la flota naviera, la venta de campos e inmuebles, y la transformación de los almacenes de ramos generales en supermercados.
Hoy la Sociedad Anónima Importadora y Exportadora de la Patagonia, más conocida
como La Anónima, es la cuarta cadena local de retail del país por volumen de ventas y la segunda de capitales argentinos. Con 162 sucursales en 83 ciudades del país, emplea a más de 11.000 personas.

El retail, en dificultades

De acuerdo con el último balance presentado por la compañía por el período de nueve meses –cerrado el 30 de marzo–, las ventas alcanzaron $ 26.795 millones. Esto significa un 17,5% más que en marzo de 2017, cuando había logrado una facturación de $ 22.788 millones. A la par, los costos se incrementaron en igual porcentaje –un 17,5%– y pasaron de $ 15.696 millones en 2017 a $ 18.455 millones en 2018. Los gastos de comercialización y administración también crecieron un 24% y un 30%, respectivamente. Así, la ganancia después de impuestos alcanzó los $ 115,7 millones, un 65% menos que lo alcanzado el ejercicio anterior.

Familia y tradición

La familia Braun reúne tradición y patrimonio. Con unos US$ 1.300 millones, de acuerdo con el Ranking FORBES de los más ricos de Argentina, el clan familiar ocupa la 11° posición del listado y es uno de los billonarios argentinos. A través de
EBA Holding, sociedad que comparte en partes iguales con los empresarios Escasany y Ayerza, es dueño de una porción del Banco Galicia. Son miembros de la familia Federico Braun Seeber, su hijo Nicolás Braun Freixas; sus sobrinos Inés y
Pablo Braun Ledesma; y un grupo de primos con los que comparten el apellido, como Santiago, Martín, Miguel, Susana y Sonia Braun. A su vez, otras herederas minoritarias de la sociedad que controla el banco son las hermanas Guerrero
Braun. Es decir, suman 12 los integrantes del grupo familiar, donde Federico Braun Seeber cumple un rol protagónico y concentra alrededor de un tercio de la fortuna total.

bookmark icon