Prisma estrena nuevo dueño

22 de Marzo de 2019 - Tomás Rodríguez Ansorena

 


El fondo norteamericano Advent adquirió el 51% de Prisma por US$ 700 millones. Una posible salida a la bolsa y el futuro de los pagos en Argentina. Juan Pablo Zucchini, de Advent, y Diego Maffeo, CEO de Prisma, hablan sobre esta nueva etapa.

El sector de pagos es uno de los más dinámicos del mundo. Los avances tecnológicos (y el ingreso de las tecnológicas) provocaron profundas disrupciones en un negocio que además crece constante y aceleradamente. A nivel global, los pagos non-cash están por encima del 12% por año, según el reporte anual de la consultora Capgemini, empujados principalmente por los mercados emergentes. La baja bancarización argentina cuadra en este esquema: hay mucho por hacer. Y mucho por ganar.

La venta de Prisma es una novedad relevante en este escenario. Tercera más grande de la región, la compañía que surgió de la fusión entre Banelco y Visa Argentina tiene más de 600.000 comercios adheridos y procesa 1.300 millones de transacciones anuales sobre 90 millones de tarjetas emitidas. Los 14 bancos privados propietarios (Santander, Galicia, BBVA, Macro, HSBC, ICBC, Patagonia y otros) le vendieron el 51% de las acciones a Advent International, el fondo de inversión norteamericano que en los últimos 20 años compró y vendió en Argentina: Bodegas Graffigna, OCA y Fada Pharma, entre otras.

Hay razones para este movimiento. En 2016, la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia emitió dictamen sobre la presunta conducta anticompetitiva de Prisma y recomendó desintegrar vertical y horizontalmente ese tipo de asociaciones: 14 bancos privados eran los dueños de una empresa con posición dominante en el procesamiento de sus pagos y la adquirencia de tarjetas de crédito. El compromiso de desinversión al que llegaron los accionistas se aprobó en 2017, y luego de un “proceso muy competitivo con grandes players internacionales”, según Juan Pablo Zucchini, Managing Partner de Advent en San Pablo, la firma norteamericana se quedó con la opción. Diego Maffeo continúa como CEO de la empresa que, además de Banelco, comprende PagoMisCuentas, TodoPago y Lapos (terminales de pago), y que, después de las últimas regulaciones del BCRA, emite Mastercard además de Visa (desde 2017, controlada en el país por Visa Internacional).

¿Por qué vender el 51% y no más?
Juan Pablo Zucchini: Es habitual que los proyectos vayan teniendo cierto margen de mudanza. Siempre fue una opción. Yo creo que, al final del día, los bancos valorizaron el hecho de tener a Advent como socio y quedarse un tiempo más para aprovechar esa plusvalía. Fue una decisión de los bancos. La propuesta de Advent fue tanto el precio como el business plan.

Diego Maffeo y Juan Pablo Zucchini.

¿Cuál es el business plan?
Zucchini: Prisma es una compañía con gran liderazgo, que tiene como norte la innovación permanente. Invierte fuertemente en software y hardware, y nosotros queremos acelerarlo, llevar a la compañía al estado del arte en innovación y tecnología.

Tienen cada vez más competidores.
Diego Maffeo: Tal cual, es una industria abierta, muy atacada por la disrupción. Te exige innovar permanentemente. Nosotros además tocamos muchos componentes de la cadena de pagos: tarjetas (físico, no físico, qr, mPOS), redes de cajeros, pago de servicios, todo el ecosistema digital.

¿Cómo se reparte el revenue entre las áreas de la empresa?
Maffeo: Son dos grandes áreas más o menos del mismo tamaño. Uno es la adquirencia y medios de pago; el otro es el procesamiento: cajeros, emisores, servicios de call center, telemarketing, soporte de servicios. Eso te da más o menos mitad y mitad.

¿Cuánto invierten?
Maffeo: En los últimos tres años, en el orden de US$ 15-20 millones anuales en software y US$ 20-25 millones en terminales de captura: las tradicionales POS o las mPOS (apliques para celulares). A eso tenés que agregarle los US$ 100 millones que invertimos en este edificio, que no es menor. Y una inversión por única vez que hicimos para el desarrollo de TodoPago.

¿Cuánto ingresa Advent en el management?
Zucchini: No somos gestores. Tratamos de colaborar y ayudar al management a identificar procesos de creación de valor, best practices, pero quien maneja la compañía y el día a día es el equipo de Diego.
Maffeo: A mí me sorprendió cómo muy rápidamente ya tenemos sobre la mesa iniciativas sobre cómo apalancar experiencias de empresas muy similares a la nuestra en mercados donde ellos participaron. Un accionista con ese valor es importante.

A diferencia, entonces, de las operaciones previas de Advent en Argentina como OCA o Graffigna, están pensando en permanecer.
Zucchini:
Nosotros invertimos, desarrollamos un plan de creación de valor y, después de un determinado tiempo, capitalizamos la inversión. Los ejemplos que mencionaste son empresas más chicas que fueron vendidas a jugadores estratégicos. La filosofía de Advent sigue siendo igual. No hacemos reestructuraciones. Compramos compañías que están funcionando bien, y no permanecemos indefinidamente. Pero no tenemos un horizonte de corto plazo. Nuestras inversiones están en el orden de los cinco, seis años. A veces, cuando te preguntan por qué invertimos en Argentina…

¿En serio alguien les preguntó eso?
Zucchini:
(Ríe) Tenemos una visión de mediano a largo plazo.

Seis años no es estrictamente…
Zucchini:
No, pero es un plazo en el que podemos hacer muchas cosas muy interesantes con la compañía.

¿Entonces van a ir a la bolsa?
Zucchini:
Es una alternativa. No sería la primera vez que Advent lista compañías, lo hemos hecho en Estados Unidos y en Europa, y en Latinoamérica hemos listado unas 10 compañías. Hoy francamente estamos más abocados al proceso de creación de valor, a los desafíos que tenemos.

¿Por qué invertir en Argentina?
Zucchini:
Yo preguntaría por qué en Prisma. Advent tiene un gran conocimiento del sector: ha invertido en empresas líderes como Worldpay, o Nexi, de Italia, más parecida a Prisma. Y además tenemos un gran conocimiento de la región (N. del E: en el último tiempo, compró Walmart Brasil y Enjoy, la cadena de hoteles y casinos chilena). Esa combinación fue poderosa para permitirnos ganar el proceso. Nosotros no vemos los países. Vemos el sector y las compañías.
Maffeo: Creo que es importante agregar que no hay muchas compañías como la nuestra que se vendan. Este es un sector que requiere mucha inversión en tecnología. Empezar de cero es muy difícil, y si entrás con toda esa complejidad resuelta es más fácil expandirte y atacar otros países que empezar uno a uno.

¿Qué significa que el BCRA haya regulado las comisiones de tarjetas?
Maffeo: El BCRA cambió la regulación sobre la tasa de intercambio. Puso un límite a lo que los bancos reciben del arancel que se le cobra al comercio. Eso creó el net MDR, el arancel neto con el que se quedan los adquirentes, que es lo que hace atractiva la actividad en Argentina.

¿Eso ayudó a independizar a Prisma de los bancos?
Maffeo:
Yo pienso que creó reglas de mercado para que otros jugadores puedan venir a competir en condiciones mínimas. Ahora dependerá de cada uno. Acercó este mercado al funcionamiento estándar en el mundo.
¿Evalúan ofrecer financiamiento?
Zucchini:
Es un tema particularmente sensible. Nosotros somos una empresa de medios de pago, la autopista por donde transitan los pagos. Migrar hacia un esquema de captar parte del negocio de préstamos y demás implicaría una serie de desafíos con nuestros clientes y socios. Antes de eso, tenemos muchas otras cosas.

El “Whatsapp chino”, WeChat, es un medio de pago muy extendido en China. ¿Cómo ven ustedes esa competencia con las tecnológicas?
Maffeo:
Es algo con lo que tenemos que lidiar, no nos podemos quedar sentados. Queremos ser pioneros. Y además son tecnologías conocidas. Lo que tenemos que ver, en realidad, es cómo se adaptan a las necesidades de nuestro país. Tenemos un desafío importante en inclusión financiera: cómo logro que el dinero quede en el sistema formal. Lo cual, a fin y al cabo, le conviene a todo el mundo. A nosotros, al Gobierno, a todos los stakeholders del proceso.

bookmark icon