Mucho más que uvas

20 de Agosto de 2018 - Patricio Ballesteros Ledesma

 


Argentina es el quinto productor y noveno exportador de vino a nivel mundial. Qué hay detrás de una de las actividades que más nos distinguen en el mundo.

Para demostrar el impacto económico que tiene en Argentina la actividad, desde las 220.000 hectáreas de viñedos hasta los 1.200 millones de litros embotellados, se realizó un estudio sobre la cadena enfocado en la cuantificación de las principales variables del valor agregado, el valor bruto de la producción, el aporte impositivo y los ingresos por el enoturismo. Con 374.000 puestos de trabajo distribuidos en 24.121 viñedos y 831 establecimientos, las ventas de vino suman cada año más de $ 58.000 millones en el mercado interno y US$ 953 millones de exportaciones a 122 países.

“El vino es la bebida nacional por historia, tradición y arraigo, entre otros motivos. También lo es porque somos capaces de generar valor agregado, lo que claramente nos diferencia de otras bebidas”, expresa Ángel Leotta, presidente de la Corporación Vitivinícola Argentina. Con el fin de impulsar su promoción en el mundo, así fue declarada por la ley N° 26.870, publicada en el Boletín Oficial el 1 de agosto de 2013. Así se logró un hito entre las múltiples propuestas establecidas en el Plan Estratégico Argentina Vitivinícola 2020. En el calendario de efemérides, el Día del Vino se celebra todos los años el 24 de noviembre.

$ 37.461.000.000

Es el valor agregado anual generado por la cadena de valor vitivinícola, que incluye la producción de uva para vino, vino, jugo concentrado de uva, pasa de uva, uva de mesa y el enoturismo.

0,4%

Es el porcentaje del PBI argentino que representó la actividad en su conjunto en 2017. Aunque a nivel macroeconómico parece un valor bajo, cuando se considera que la superficie del país es de 2.800.000 km2, se advierte que la vitivinicultura se desarrolla en apenas el 0,1% de la superficie del territorio nacional.

$ 4.401.529.123

Es el aporte tributario anual al fisco que realiza el sector. Esta carga impositiva surge de la relación entre el total de impuestos que pagan las explotaciones y el excedente para el empresario. En la actividad primaria esa diferencia llega al 43% y en las bodegas ronda el 64%, según datos de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Cuyo.

20,3

Es el consumo per cápita en litros en Argentina. Esta performance del mercado doméstico representa ventas de casi 900 millones de litros y una facturación anual superior a los $ 58.000 millones.

373.749

Son las fuentes de trabajo de la cadena, repartidos entre 100.749
puestos directos, que equivalen a empleos a dedicación plena, y 273.000 indirectos o eventuales.

bookmark icon