Cinco mitos sobre la Planificación Financiera Personal

11 de Abril de 2017 - Forbes Argentina

 


En países del primer mundo, la gente tiene un asesor financiero para su planificación financiera personal con la misma naturalidad con la que contrata un contador para que la guíe con sus impuestos, un abogado que atienda sus cuestiones legales o un médico que trate su salud.

El punto de partida de una solución financiera es siempre la “planificación”: nadie planifica fracasar, pero muchas veces fracasa por no planificar. Y el segundo paso es actuar ahora. Es decir, armar un plan y ponerlo en marcha.

¿Qué hay que saber a la hora de comenzar con una Planificación Financiera Personal?

1. ¿Sólo los millonarios tienen asesores financieros?

No es necesario ser ni un gran empresario ni un inversor mayorista para tener este tipo de servicio. Hoy en día, con $1.000 una persona puede abrir una cuenta en una Sociedad de Bolsa e invertir en activos más sofisticados, pero no por eso menos simples, que un plazo fijo o comprar dólares. La función del asesor financiero es, independientemente del capital invertido, armar una cartera alineada con los objetivos del cliente.

2. ¿Comprar dólares es la inversión más estable?

El dólar es el activo favorito de los argentinos sin lugar a dudas. Sin embargo, la culpa la tiene el peso. Argentina enfrentó en los últimos años una inflación altísima, causada principalmente por la alta emisión monetaria para financiar el déficit fiscal. La pérdida de poder adquisitivo genera que la gente tome decisiones de ahorro e inversión. Ante la falta de educación financiera y de confianza en inversiones no populares, el Argentino se vuelca a lo conocido: el dólar.

No sólo existen otras opciones seguras, sino que hoy en día cualquier inversor minorista puede adquirir dólares a un tipo de cambio inferior al oficial. Para esto, se debe abrir una cuenta comitente en una Sociedad de Bolsa y comprar Letes. Otras opciones con riesgo bajo incluyen Lebacs, Cauciones o Fondos Comunes de Inversión de Renta Fija, entre otros.

3. ¿Para que sea rentable hay que invertir mucho?

La rentabilidad no aumenta en función de lo invertido, ya que esta se mide en términos reales. Existen plataformas financieras que permiten invertir poco dinero en forma mensual, semestral o anualmente, y generar resultados interesantes a mediano y largo plazo. La variable clave en este modelo es el tiempo, que permite potenciar los ahorros a través de la Capitalización Compuesta.

4. ¿Cómo se transmite confianza a un futuro cliente?

Así como existen buenos y malos abogados, arquitectos, ingenieros y contadores, también hay buenos y malos asesores financieros. La mejor manera de asegurarse que no haya conflicto de intereses entre cliente y consultor es trabajar con un broker o intermediario. De esta forma, el cliente se asegura que el asesor va a velar por sus intereses y no por los de la institución en la que trabaja. Cuando se opera con un socio estratégico que representa varias instituciones, los incentivos económicos de ambas partes están totalmente alineados.

5. ¿La Planificación Financiera es un concepto aplicable sólo en países desarrollados?

Cuanto más incierto es el futuro, la necesidad de planificar se vuelve mayor. Contar con una persona idónea en el tema permite una mejor utilización de recursos. A través de un modelo eficiente de Planificación financiera personal, cualquier persona puede, con la ayuda de un profesional calificado, analizar su situación financiera, trazar sus objetivos y finalmente descubrir como alcanzarlos eficientemente con los recursos disponibles.

Por Lic. Nicolás Dillenberger, Sales Manager Grupo Loyalty

bookmark icon