Efecto Trump: México comprará maíz argentino

20 de Febrero de 2017 - Forbes Argentina

 


La llegada de Donald Trump aceleró las negociaciones comerciales entre Argentina y México. En los próximos meses, Argentina podría ser el principal proveedor de maíz del país azteca.

Según informó Martín Fraguío, director ejecutivo de Maizar, Argentina enviará a México maíz amarillo para alimentar al ganado y la elaboración de productos industriales. Desde que asumió Donald Trump a la Casa Blanca, los mexicanos sufrieron diferentes políticas internacionales que dificultan su relación con los Estados Unidos. Algo que pareciera beneficiar a nuestro país.

Desde septiembre de 2016, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, y Mauricio Macri, comenzaron a negociar la comercialización del grano y fue acelerada por el mensaje de Donald Trump hacía la economía mexicana, que además este año enfrenta el desafío de una renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“Las amenazas lanzadas por el mandatario estadounidense de gravar las exportaciones mexicanas y, por otro lado, la estrategia del Senado de la República para imponer aranceles a las importaciones, abren un buen momento para cubrir la demanda de maíz amarillo en México”, dice el representante de los productores del alimento.

Ante la pregunta de si Argentina cuentan con suficiente grano para mandarlo al mercado mexicano, Fraguío responde sin titubeos: “Las importaciones de maíz amarillo de México, que son realizadas por Estados Unidos, podrían ser surtidas por Brasil y Argentina”, afirma y agrega: “Sería un gran gusto que México volviera a comprar maíz amarillo, además de que para Argentina es un país importante por su mercado”.

Tanto Macri como Peña Nieto buscan renovar el Acuerdo de Complementación Económica ACE 6, un tratado comercial que reducía los aranceles a la industria automotriz y autopartes, así como le otorgaba privilegios al petróleo y “desde hace varios meses intenta incluir la industria de los alimentos”, dice Martín Fraguío.

“Desde que tengo memoria hasta la década de los 80 y 90 un pequeño volumen de maíz iba a México para alimentación animal, pero al transformarse en un gran importador todo se terminó”, recuerda el representante del organismo.

México le responde a Trump

Con el arribo de Donald Trump a la Casa Blanca, el presidente Enrique Peña Nieto planteó una estrategia política exterior para los siguientes dos años, con lo cual se busca defender la soberanía nacional, así como enfrentar el odio del millonario estadounidense y terminar con la dependencia del comercio con Estados Unidos.

Una de las propuestas de Peña Nieto presentadas el pasado 23 de enero de 2017 es fortalecer con América del Sur la integración regional con Chile, Perú y Colombia, naciones socias de la Alianza del Pacífico.

“Simultáneamente, México se acercará más a Argentina y Brasil, países con los que estamos trabajando para profundizar y ampliar las oportunidades de comercio”, dijo el mandatario durante el Posicionamiento en Materia de Política Exterior, una estrategia para enfrentar el rechazo del presidente de Estados Unidos.

Según el Ministerio de Agroindustria de Argentina, la producción de maíz amarillo en 2016 fueron aproximadamente 39 millones 783,000 toneladas. Actualmente, Argentina exporta maíz amarillo a entre 60 y 80 países, por lo que “no hay ningún país del mundo que compre un porcentaje muy grande de maíz”, agregó Martín Fraguío.

Chile, Perú y Colombia se llevan un millón de toneladas al año del producto, Corea del Sur, Japón y los países árabes también demanda mucho maíz amarillo, agrega. “Hay otros pequeños países que se llevan pequeños volúmenes”.

La Asociación Maíz y Sorgo Argentino calcula que en este momento vale 150 dólares la tonelada de maíz para el consumo y venta en el mercado interno. Y el swap argentino de maíz amarillo, que es para su comercialización en el extranjero, cotiza en 170 dólares, pero siguiendo su tendencia para junio valdrá los 150 dólares que exige el mercado.

bookmark icon