Matías Tombolini – Candidato a Diputado Nacional por 1País

26 de Septiembre de 2017 - Laura Ojeda

 


El economista Matías Tombolini encabeza la lista por la Ciudad de Buenos Aires de la alianza formada por Margarita Stolbizer y Sergio Massa

¿Cuál es el principal problema económico de Argentina? ¿Cómo se resuelve?

El principal problema de Argentina es la pobreza, no hay dudas de eso. El Gobierno anterior la tapaba, este Gobierno la aumentó. Hay que volver a discutir el desarrollo de Argentina.

El crecimiento basado en más inversión simplemente no resuelve este problema porque no resuelve el conflicto distributivo. Aumentar el poder de negociación de trabajadores en la puja distributiva es clave; para eso, hay que poner la economía en marcha, pero con un Estado que esté involucrado en la actividad desde el punto de vista de las verdaderas necesidades. En el medio, hay que corregir desequilibrios heredados que impiden esa puesta en marcha de la economía.

¿Recortar el gasto es imprescindible para achicar el déficit fiscal?

Hay áreas donde el gasto no es productivo y es necesario hacer una reasignación de recursos, incluso dentro del sector público. No obstante, el crecimiento económico es el que permite achicar el déficit. El Gobierno lo entiende perfectamente: una reducción brusca del gasto donde el 70% es inflexible a la baja (gastos de funcionamiento y social) es políticamente inviable.

Uno de los problemas con la estrategia del Gobierno es que el lento crecimiento no alcanza para cerrar el déficit fiscal. Las velocidades no cierran y el país queda expuesto al endeudamiento a condiciones internacionales que pueden más empeorar que mejorar.

¿Considera acertada o no la política del Banco Central, con foco excluyente en la inflación mediante el ejercicio de tasas?

La inflación genera pobreza. A los sectores que reciben dinero por su trabajo se los come el aumento de precios. Esto está relacionado con el principal punto que definimos como foco de conflicto en lo económico. Por eso, considero que es acertado el objetivo, pero no el camino que eligieron para cumplirlo.

Hay dos problemas: el primero es que las metas que puso son muy exigentes y la inflación que se genera por costos (mayores tarifas) complican el plan de controlar la inflación con la tasa de interés que impacta sobre la demanda cuando, en verdad, el problema es de una inflación de costos, o sea, de oferta.

En términos prácticos, suben los precios porque sube la electricidad y, por más que suba la tasa de interés, el comerciante va a querer trasladar el aumento de tarifas a precios. El segundo problema es que elevar las tasas de interés con un stock de Lebacs que supera incluso la base monetaria tiene límites.

¿Qué cambios esenciales debería contener un proyecto de reforma tributaria?

Actualmente, Argentina tiene impuestos distorsivos: se grava demasiado al ingreso y muy poco a la riqueza. Eso desalienta las decisiones de trabajar y producir. Hoy la discusión pasa por reducir los impuestos a las empresas (ganancias principalmente).

Pero eso va a tener que ser compensado con más impuestos sobre el trabajo. Una reforma impositiva debe contener más peso sobre la renta financiera, minera, petrolera, o sea, sobre el rentista, y menos sobre empresas y trabajadores.

¿Qué posición tiene respecto de la política de endeudamiento? ¿Cree que ha llegado a un límite o es sustentable?

Aún hay margen: el ratio de deuda todavía es bajo comparado con otros países. No llega al 30% bien medido (es decir, quitando la deuda intraestado). Respecto de si es acertada, la política de endeudamiento es buena siempre y cuando los recursos que el país recibe se asignen a proyectos que tengan una rentabilidad superior a la tasa de interés que paga por la deuda.

Actualmente, la Argentina está utilizando la deuda para financiar gasto corriente. Eso sí tiene un límite. Si la transición hacia la corrección de los desequilibrios fiscales y monetarios se resuelve rápido (menos de tres años), la transición financiada con deuda será un éxito. Si, por el contrario, quedamos cautivos de la deuda, en algún momento la decisión será deuda o ajuste.

¿Cómo seducir a los inversores para que inviertan en Argentina? ¿Fue eficiente el Gobierno en su planteo?

El autoritarismo del Gobierno anterior espantaba las inversiones, la falta de pericia del Gobierno actual los hace dudar. El Gobierno no fue eficiente y lo demostró en las idas y vueltas en varias decisiones que tomó.

La inversión llega cuando hay demanda y, si la economía tiene que atravesar un proceso más similar al de un ajuste suave a uno de un consumo vigoroso, la inversión no llega.


¿Cuál es el principal problema económico de Argentina?

 

bookmark icon