Madanes Quintanilla: El dueño del aluminio

12 de Marzo de 2018 - Facundo Sonatti

 


En Argentina, detrás de todas las cosas en las que hay aluminio, está Javier Santiago Madanes Quintanilla (64), dueño de Aluar, la única productora primaria de este insumo en todo el país.

Como material estructural en aviones, automóviles, trenes de alta velocidad, tanques, superestructuras de buques, bicicletas, embalaje de alimentos, latas de gaseosas y aberturas, el aluminio está presente en la vida cotidiana muchas veces sin saberlo.

A razón de más de 500.000 toneladas al año, desde Puerto Madryn, Chubut, la compañía no solo abastece el mercado local, sino que exporta más de seis de cada 10 toneladas producidas.

Javier Santiago Madanes Quintanilla tiene el 72,5% del paquete accionario.

Además, es propietario de Fate, la única compañía de neumáticos de capitales argentinos, con ventas superiores a los US$ 300 millones cada 12 meses. En conjunto, estas empresas constituyen el Grupo Madanes, que aglutina 4.600 empleados y realiza ventas superiores a los US$ 1.200 millones por ejercicio.

Aluar

Dueña de su propia energía eléctrica y con un contrato para la provisión de gas asegurada hasta 2027, la compañía suele mostrar ganancias de dos dígitos sobre las ventas cada año.

Año de fundación: 1971
Capacidad instalada: 510.000 toneladas
Participación en la compañía: 72,5%
Socio: Daniel Friedenthal
Ventas en los últimos 9 meses: $ 10.456 millones
Ganancias en los últimos 9 meses: $ 1.415 millones

Hidroeléctrica Futaleufu

Es una de las subsidiarias de Aluar con un 60% del paquete accionario. La presa está ubicada a 560 kilómetros de Puerto Madryn y fue construida especialmente para proveer energía a la planta. En el último año, la generadora le reportó al grupo ingresos por $ 444 millones.

Infa

Es otra de las subsidiarias de Aluar. Adquirida en 2002, es una empresa especializada en la ejecución de soluciones integrales para proyectos de ingeniería, fabricación, construcción, montajes y servicios industriales. En el último ejercicio anual, cerrado el 30 de junio de 2016, facturó $ 936 millones.

Fate

La firma de neumáticos creada por los hermanos Manuel y Adolfo Madanes en el barrio de Saavedra hace 77 años es la empresa madre del Grupo Madanes. Con ingresos estimados en alrededor de $ 4.000 millones cada 12 meses, es el único fabricante de neumáticos de capitales argentinos. Tiene alianzas con marcas internacionales de la talla de Peugeot, Renault, Volkswagen, Ford y Mercedes-Benz.

Lazos de familia

El 23 de febrero de 2015 falleció la centenaria Dolores Quintanilla de Madanes, madre del actual propietario de la compañía y mujer que comandó los destinos del conglomerado industrial durante al menos dos décadas.

Pero no es la única persona relevante en el entramado familiar de este empresario adepto al bajo perfil, casado y con tres hijos.

La historia de Aluar se remonta a fines de la década del 60, cuando el Estado propuso la radicación de una planta para transformar alúmina en aluminio, y dio como vencedor en la contienda al grupo de la familia Madanes, hasta entonces dedicados a la producción de neumáticos con la marca Fate.

“Mi padre (Adolfo) no quería socios con actividades políticas. En cambio, mi tío (Manuel) invitó a incorporarse a la compañía al ex ministro de Economía (del gobierno de Juan Domingo Perón) José Ber Gelbard. Eso creó entre ellos un abismo de diferencias”, mencionó Javier Madanes Quintanilla en una escueta participación en un artículo del diario La Nación, donde se detalla el conflicto familiar que se consumó posteriormente.

Con los años, los hijos de Manuel fueron ganando posiciones de poder dentro de Aluar y Fate hasta quedar finalmente al mando, tras la muerte de Manuel y de Adolfo.

Pero las cosas se complicaron aún más. A principios de los años 90, para Aluar, conducida entonces por Miguel, el primogénito de Manuel Madanes y primo de Javier, el color de los balances era siempre el mismo: rojo.

Javier Madanes Quintanilla, que por ser hijo único se había convertido en accionista mayoritario, vio la oportunidad de tomar el poder. La mayoría de sus primos aceptó venderle las acciones que poseían y así llegó a la presidencia de la empresa.


Más argentinos en el Ranking Forbes


Ranking Forbes: Los más ricos del mundo

 

bookmark icon