Los 10 multimillonarios rusos que juegan el Mundial

12 de Junio de 2018 - Angel Au-Yeung

 


Cada 4 años aparece una oportunidad de negocio que los anfitriones suelen no desaprovechar. ¿Quiénes son los magnates rusos que están detrás de la fiesta del fútbol? Sus vínculos con Trump.

Por lo menos 10 multimillonarios rusos encontraron la forma de ingresar a la Copa del Mundo, que comienza en su tierra natal el 14 de junio. O bien recibieron contratos estatales (solo 6 de ellos controlan las compañías que recaudaron casi US$ 7.000 millones para construir o reparar instalaciones y transporte infraestructura) o invirtieron dinero para hacer cosas como ejecutar sistemas de emisión de boletos o proveer Internet en los estadios.

Se estima que 1,2 millones de fanáticos del fútbol viajarán hacia y desde 11 ciudades anfitrionas para el evento de un mes de duración. Y mientras las ONG vigilantes llaman a este período la peor crisis de derechos humanos en Rusia desde la era soviética debido a medidas aprobadas por el Kremlin contra los defensores de los derechos humanos, los trabajadores migrantes y la comunidad LGBTQ, a los amigos multimillonarios de Putin les irá bien. Como lo indican las cifras en dólares, en Rusia, los mismos viejos compinches se están volviendo más ricos una vez más.

Viktor Vekselberg, el barón del aluminio
Fortuna: US$ 13.6 mil millones

Vinculado con Donald Trump a través de una inversión de US$ 500 mil en una LLC (la S.R.L de ellos) del abogado del presidente norteamericano, fue sancionado este año por intromisión indebida en las elecciones de Estados Unidos, entre otras “actividades malignas”. Para la Copa, Vekselberg renovó 4 aeropuertos de sedes mundialistas por un valor de US$ 560 millones con su firma “Airports of regions”.


Viktor Vekselberg

Arkady Rotenberg, el compañero de judo de Putin
Fortuna: US$ 2.6 mil millones

Para Rotenberg, este Mundial es un golazo. Su constructora recibió US$ 4 mil millones para la construcción de una autopista de 700 km entre San Petersburgo y Moscú. Lamentablemente, no estará lista para el 14 de junio. También es el encargado de la renovación de 3 aeropuertos por un total de US$ mil millones.

Mikhail Fridman (US$ 13.6 mil millones), German Khan (US$ 8.8 mil millones), Alexei Kuzmichev (US$ 6.8 mil millones), Pyotr Aven (US$ 4.7 mil millones).

Los 4 son dueños del Banco Alfa (el privado más grande de Rusia), uno de los principales sponsors del Mundial. Excepto Kuzmichev, figuran en el “Dossier Trump” como colaboradores en la supuesta operación del Kremlin para influenciar en las elecciones norteamericanas.

Aras Algarov, otro amigo de Donald
Fortuna: US$ 1.7 mil millones

Su Crocus Group ganó un contrato para construir dos estadios mundialistas por US$ 580 millones. Conoció a Trump durante el concurso Miss Universo que tuvo lugar en Moscú en 2013 y proyectó la construcción de una torre Trump en la capital rusa.

Gennady Timchenko
Fortuna: US$ 16.6 mil millones

Muy cercano a Putin, es el accionista mayoritario de Stroytransgaz, una constructora especializada en gasoductos que recibió US$ 530 millones para construir dos estadios.

Alisher Usmanov
Fortuna: US$ 13 mil millones

El accionista principal de la compañía que controla la principal operadora de telefonía celular en Rusia, MegaFon, comenzó su carrera empresaria fabricando bolsas de plástico en la antigua Unión Soviética. Ganó un contrato de US$ 680 millones para la provisión de Internet y comunicación para 11 estadios y las 32 concentraciones de los equipos mundialistas.

Leonid Fedun
Fortuna: US$ 7.3 mil millones

Ex militar y propietario del 10 % del conglomerado energético Lukoil, Fedun es el dueño del “equipo del pueblo”, el Spartak de Moscú. Invirtió US$ 500 millones en la renovación de su estadio.

 

 

bookmark icon