“Lexus será un éxito en Argentina”

3 de Agosto de 2018 - Alex Milberg

 


Steve St. Angelo, senior managing officer de Toyota Motor Corporation y CEO para América Latina y Caribe de Toyota, anuncia el lanzamiento de su marca de lujo en el país.

Afuera del Salón del Automóvil, las calles de Detroit se volvían intransitables con temperaturas de -15º C. En su interior, Steve St. Angelo, nacido en esa ciudad hace 62 años y actual CEO para América Latina y Caribe de Toyota, le adelantaba a FORBES una primicia en suspenso. “Estamos muy cerca de lanzar Lexus en Argentina”. Faltaban detalles por cerrar. El año recién empezaba. Ahora, seis meses más tarde, el lanzamiento de la marca de lujo del grupo Toyota en nuestro país ya tiene fecha. “En diciembre entregaremos los primeros autos”, confirma Christian Pfeil-Schneider, Business Project Manager de Lexus en Argentina, directivo colombiano y miembro de la tercera generación familiar vinculada con Toyota que llegó a Buenos Aires para dirigir la nueva unidad de negocios en sintonía con Daniel Herrero, presidente de Toyota Argentina.

El mercado de autos de alta gama en Argentina superó las 14.000 unidades anuales en 2017, más de un 1,5% del total. Las automotrices de origen alemán (Mercedes Benz, Audi y BMW) concentran la inmensa mayoría de las ventas. En el caso de Lexus, el plan es ambicioso: “Queremos ocupar posiciones de liderazgo, en los tiempos que marca la cultura de Toyota”, explica St. Angelo. El manejo de los tiempos es una de las razones que explican el éxito de Toyota: “Creemos en la Argentina. Y nos planteamos planes de largo plazo porque sabemos que las coyunturas de los países emergentes tienen su particularidad”. Así, cuando en pleno auge de la década pasada algunas automotrices crecían a ritmos explosivos, Toyota mantenía sus metas más austeras pero que le permitieron luego sostener el crecimiento en los años de crisis.

El objetivo de Lexus para el 2019 es vender 300 unidades. “Por un lado, creemos en nuestros modelos, que tienen éxito en todo el mundo. Es un producto distintivo que confiamos que será apreciado por un público exigente como el argentino”, dice St. Angelo. Y agrega: “Por otra parte, entendemos que contamos con una red de clientes que hoy adquieren vehículos de Toyota, pero ahora podemos ofrecerles un producto diferencial que antes quizás o no adquirían o lo buscaban en la competencia”.

¿Cuál será la relación, entonces, entre Lexus y Toyota en Argentina?

Es un tema que estudiamos durante años y que en cada país funciona distinto. Acá creemos que hay una oportunidad para que los clientes de Toyota sigan adquiriendo Hilux u otros productos y ahora puedan tener también su Lexus.

¿Se venderán en las mismas concesionarias?

No. En una primera etapa, Lexus tendrá un único punto de venta.

Steve St. Angelo en el stand de Lexus en el Salón de Detroit.

En 2017 se vendieron 14.000 autos de alta gama en argentina.

En efecto, la casa Lexus, que se inaugurará sobre la Avenida del Libertador en Recoleta, se modelará sobre el principio de la esencia de Lexus: el Omotenashi, que significa “hospitalidad” en japonés. “Y el local se llamará Takumi, que significa ‘artesano’”, completa Pfeil-Schneider. De los 7.700 trabajadores de la planta Miyata de Lexus en Kyushu, Japón, tan solo 19 alcanzaron la máxima distinción de ser reconocidos como Takumi. “Si un cliente de Toyota en Santa Fe quiere un Lexus, lo esperaremos en nuestra casa, con el máximo confort. Y luego, si lo prefiere, se lo dejaremos en la puerta de su casa en la provincia”, agrega Pfeil-Schneider.Por otra parte, el desembarco de Lexus sugiere una nueva apuesta por los híbridos, modelos a los que les cuesta arrancar en la región. St Angelo asiente con una mueca. “Es un área en la que estoy un poco decepcionado. Hay cierta resistencia que tiene que ver más con lo cultural”.

¿Por qué?

Por los hábitos, que llevan tiempo de modificar. Y por la falta de información, que es casi nula. Es un placer manejar un auto silencioso, con menos costo de combustible, bueno para el medioambiente. Y podemos disfrutarlo hoy.

¿Cuánto tiempo falta para que se afiance?

La tendencia va en aumento. ¡A veces a uno le gustaría que fuera más rápido! En 2017, nuestras ventas de híbridos en la región subieron un 800% y, de los Lexus que vendemos, el 48% son híbridos. De 2009 a 2016, vendimos en Argentina la misma cantidad de Prius que en el último año.

 

¿A dónde va la estrategia global de Toyota?

Pasamos de ser una empresa de telares a una automotriz. Y Akio Toyoda (presidente de la compañía) declaró que ahora nos estamos moviendo hacia una empresa de movilidad. Eso significa que no nos vamos a enfocar solo en autos para trasladar a la gente, sino también en robots, autos eléctricos para dos personas, vehículos o maquinarias para ancianos o personas con discapacidades. Queremos llevar a todas las personas en todas las variantes posibles.

¿Qué motivó el cambio de estrategia?

Que los clientes están exigiendo cambios y toda la industria automotriz está cambiando muy rápido. Las generaciones más jóvenes no están muy interesadas en los autos como cuando yo crecí, pero todavía necesitan el transporte.

¿Qué rol cumple el mercado de Latam hoy?

Se está volviendo cada vez más importante. El año pasado, nuestras ventas en la región subieron en 27.000 unidades, lo que fue un aumento del 7%. Eso representa el 17% de todo el crecimiento de Toyota en 2017.

bookmark icon