“Latinoamérica es la región que más creció”

14 de Noviembre de 2017 - Forbes Argentina

 


Motorola vuelve a pelear en el mercado de gama baja, sin abandonar el segmento premium. “Vamos a crecer 70% por año”, dice su vicepresidente regional.

Nacido en Brasil, Sergio Buniac es el primer latino en acceder a un cargo global dentro Motorola, la compañía de celulares de origen norteamericano propiedad de la china Lenovo.

Tercero en la “línea de sucesión” del equipo de ejecutivos del top management, el detalle de su origen está absolutamente ligado al giro que la compañía viene dando desde hace unos cuantos meses en el que, claro, manda la “multiculturalidad”.

“Latinoamérica es la región que más creció en los últimos tres años en todos los indicadores: volumen de negocios, crecimiento de marca, crecimiento de satisfacción de consumidor, lo que llamamos el promote score, un grupo que se ha consolidado como grupo de negocios”.

El mercado de celulares de América latina mueve 150 millones de equipos, un negocio de unos US$ 50.000 millones al año y que, en promedio, crece 12%. En la Argentina, la evolución del mercado está alineada con ese promedio de crecimiento pero, para Motorola, el avance es mucho más acelerado.

“Argentina crece cuando muchos mercados no crecen, como México, y nosotros estamos creciendo en torno a 50%. Veníamos de un market share en Argentina de alrededor de 10%, pero apostamos a alcanzar entre 17 a 20% hacia fin de año. Para eso trajimos productos de gama un poco más baja, moto E y moto C. Con eso creemos que ese ese vamos a crecer 71% al año”, dice Buniac.

Las familias de celulares E y C completan el portfolio de productos que integran el Moto Z, lanzado en octubre y el que se presentará el jueves 16, el nuevo Moto G.

Motorola vende hoy en el país un millón de celulares, pero, en términos proporcionales a un mercado que mueve diez veces más y que supo liderar, esa cantidad resulta insuficiente para los planes actuales de la compañía que, lejos de focalizarse exclusivamente en los modelos alta gama de smartphones, vuelven a apostar a los modelos masivos.

Motorola lideraba el mercado local con productos en todos los segmentos. ¿Que los hizo abandonar los más bajos y qué los hizo retomar?

Básicamente, hubo transición de la compañía durante los últimos dos años. En ese momento veníamos con un portafolio completo, pero las diferentes etapas de organización hicieron que durante un tiempo hiciéramos focos en productos de una cierta calidad enfocado al consumidor.

Los consumidores a la larga, sobre todo en la Argentina han madurado mucho en el tipo de compra del producto. Y quizás el mayor suceso que tuvimos fue cuando lanzamos Moto G, que fue hace cuatro años. Fue realmente un suceso. Entonces hicimos foco en smartphones, que hoy es el 100% del mercado. Esa transición fue quizás lo que nos hizo salir de una gama entrante para luego volver y con más fuerza.

¿Qué expectativa tiene respecto de las condiciones de producción, tras las marchas y contramarchas del Gobierno que impactan en el régimen de Tierra del Fuego?

Nosotros fuimos los primeros en estar en Tierra del Fuego. Tenemos el compromiso de estar aquí porque es un país importante, uno de los tres más importantes de América latina, y vamos a seguir. Nos adaptamos

¿El cambio de ciclo económico se está trasladando a la decisión de cambiar el celular?

América latina viene de una ola de crecimiento. Hace dos años cuando paso las crisis de acá de Brasil se sumaron y el mercado se retrajo un poco. Y en Argentina las inversiones son positivas, la economía se está recuperando, está más estable, las metas están más claras. Lo vemos a Argentina con mucho optimismo, como un mercado de crecimiento en los próximos tiempos.

bookmark icon