Las Naciones Unidas y una dura respuesta a Trump

8 de Marzo de 2017 - Forbes Argentina

 


“Las políticas migratorias de Trump alimentan los abusos xenófobos”, afirmó el jefe de derechos humanos de las Naciones Unidas. Durante su discurso alertó que esas medidas podrían llevar a expulsiones colectivas de migrantes.

Las políticas migratorias impulsadas por el presidente estadounidense Donald Trump continúan rechazos a lo largo del mundo. En esta oportunidad, Zeid Ra’ad al-Hussein – jefe de derechos humanos de las Naciones Unidas (ONU)– sostuvo que podrían generar “una violación del derecho internacional”, ya que la denigración a mexicanos y musulmanes alimentan la xenofobia.

Durante su discurso anual ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra, el Alto Comisionado del organismo en la materia alertó que esas medidas podrían llevar a expulsiones colectivas de migrantes.

“La denigración de grupos enteros, como mexicanos y musulmanes, y las falsas afirmaciones de que los inmigrantes cometen más delitos que los ciudadanos estadounidenses, son dañinos y alimentan abusos xenófobos”, dijo el funcionario.

Las Naciones Unidas no se callan

Zeid destacó que es necesario un mayor liderazgo para enfrentar un aumento de la discriminación, el antisemitismo y la violencia contra las minorías étnicas y religiosas en Estados Unidos.

El alto representante de la ONU consideró preocupante la nueva política estadounidense que prohíbe la entrada de personas de seis países de mayoría musulmana durante 90 días, anunciada el lunes después de que su primer intento fuera bloqueado en los tribunales.

“Las deportaciones rápidas podrían equivaler a expulsiones y devoluciones colectivas, en violación del derecho internacional, si se llevan a cabo sin garantías de debido proceso”, dijo.

Zeid Ra’ad al-Hussein expresó también su preocupación “por la manera en la que la nueva administración está tratando una serie de temas de derechos humanos”. Para el representante, estas políticas migratorias “aumentarán considerablemente el número de inmigrantes que están en riesgo inmediato de deportación”, sin importar el número de años que hayan pasado en EE.UU. o sus raíces familiares.

La Convención para los Refugiados de la ONU prohíbe la devolución de personas que están huyendo de la guerra o la persecución; punto que la iniciativa de Trump implementará bajo el argumento de reforzar la seguridad nacional de su país.

Zeid dijo que le preocupa especialmente el impacto en los niños “que se enfrentan a ser detenidos o que podrían ver a sus familias destrozadas”.

bookmark icon