Las low cost, un alto negocio

18 de Marzo de 2017 - Forbes Argentina

 


Nuevas aerolíneas planean aterrizar en el mercado aerocomercial de la Argentina, y esta vez son las que ofrecen pasajes de bajo costo (Low cost).

Puede que esto cambie por completo el negocio local: las cifras indican que poca gente viaja en avión, en comparación con los países centrales y otros de la región.

En 2015, hubo un total de 14.254.183 pasajeros internacionales, mientras que se registraron otros 10.000.000 de cabotaje. Un año después, esa cifra creció menos del 10%. En tanto, en Chile, un país con menos de la mitad de habitantes, se transportaron en el último año 15.006.762 de pasajeros, según el Banco Mundial. Los nuevos competidores y la estrategia de los big players para mantenerse en la cima.

Para no perder mercado

Los gigantes del mercado de aeronavegación están mirando con cautela todo el movimiento que el desembarco de las low cost podría generar. De hecho, LATAM ya anunció un nuevo modelo de viaje que responde a la demandas de los pasajeros de hoy. Las tarifas serán un 20% más económicas y se podrán elegir los servicios a bordo. También, la posibilidad de viajar sólo con equipaje de mano y agregar –como adicional– el equipaje de bodega.

Las aerolíneas que apuestan por el Low Cost

Norwegian

Es la tercera aerolínea low cost más importante de Europa y está en pleno crecimiento. En 2016, transportó a 29,3 millones de pasajeros (3,6 millones más que en 2015) y está encarando un agresivo proceso de renovación de su flota de aviones: en 2017, tiene previsto adquirir 32 aeronaves nuevas. Norwegian no sólo opera dentro de Europa sino que también cuenta con vuelos hacia las principales ciudades de Estados Unidos, Medio Oriente y África del Norte.

En temporada baja, se pueden conseguir pasajes ida y vuelta entre Madrid y Londres por € 160 precio final. Entre las aerolíneas low cost que miran hacia la Argentina, es una de las que más firme avanza hacia el objetivo de operar cuanto antes en el país, al punto que ya constituyó su filial en Buenos Aires con el nombre Norwegian Air Argentina. El plan inicial tendría como aeropuertos centrales a Aeroparque en Buenos Aires y al aeropuerto de Córdoba (también se baraja el de Mendoza) y empezarían a volar con unos seis a diez aviones – Boeing 737-800 y Boeing 737 MAX 8.

Bjorn Kjos, CEO y dueño de Norwegian Airlines, estuvo en octubre pasado en el país. Se reunió con ejecutivos del grupo Eurnekian (a cargo de la concesión de la mayoría de los aeropuertos argentinos), con el ministro de Transporte Guillermo Dietrich, y visitó las ciudades de Puerto Madryn y Córdoba.

Alas del Sur

Es una aerolínea nueva, creada con capitales chinos, y tendría como base de operaciones al aeropuerto de Córdoba. Entre las 21 rutas que solicitó, se encuentran Córdoba y Viedma, con escala en Buenos Aires, Bahía Blanca y Santa Rosa. También proyectan vuelos regionales (San Pablo, Río de Janeiro) y una conexión Córdoba Shangai con escala en Los Ángeles. En su plan de negocios, prevén facturar US$ 73 millones en 2017 y llegar a una facturación de US$ 595 millones en 2022, año para el que estiman contarían con una planta de 1.460 empleados. Volarían con las aeronaves Airbus A320 y B777. Al frente del proyecto está el empresario Damián Luis Toscana. El capital inicial sería de US$ 100 millones.

Ryanair – Andes

Fue Declan Ryan, el número uno de la aerolínea low cost más importante de Europa (1.500 rutas con base en Irlanda, su país de origen), quien en junio de 2016 aseguró que van a “triplicar la cantidad de argentinos que viajan en avión”. Desde hace una década que desembarcaron en América Latina, donde operan con Viva Aerobus en México y Viva Colombia en Colombia.

En la Argentina, Ryan Air tiene en la mira a la aerolínea salteña Andes, a la que le aprobaron recientemente 7 rutas nuevas que parten de Buenos Aires (a Iguazú y Jujuy, y también a Lima y San Pablo, entre otras). Andes planea unir el país este año con 16 rutas en total e incorporar a su flota (actualmente 5 MD con capacidad para 165 pasajeros) 2 Boeing 737 – 800 y otro MD en una inversión que se acercaría a los US$ 40 millones.

American Jet

Es una empresa de taxis aéreos y charters creada en 1984 y perteneciente al grupo Vía Bariloche. Desde 2008, también es una aerolínea de vuelos regulares dentro de la provincia de Neuquén (su principal ruta es desde la capital provincial hasta San Martín de los Andes) y, en octubre de 2016, empezó a conectar cuatro veces por semana Neuquén con la ciudad chilena de Temuco.

Ahora podrá operar otras 13 rutas nacionales e internacionales tales como Neuquén Punta del Este (con escalas en Rosario y Aeroparque) o Neuquén – Asunción (con escalas en Córdoba y Resistencia). Sus aviones de gran porte son todos con un sistema de biturbo hélice y el más grande con el que cuenta la compañía hasta el momento es un ATR 42 320 con capacidad para transportar a 44 pasajeros.

AZUL

Es la tercera aerolínea brasileña que más pasajeros transporta. Hoy llega a 105 destinos, incluidos Estados Unidos y Portugal. Empezará a volar a la Argentina en marzo, de Belo Horizonte a Buenos Aires. Lo hará con aviones Embraer 195 para 118 pasajeros. La aerolínea fundada en 2008 por el empresario brasileño-norteamericano David Neeleman también mira con atención el mercado de cabotaje pero aún no solicitaron rutas.

AVIAN

Pertenece a la colombiana Avianca, que en 2016 compró la empresa de charters áeros de la familia Macri, y busca aterrizar con su marca low cost. El proyecto levantó fuertes cuestionamientos por -otra vez- conflictos de intereses. De todos modos, Avianca ya recibió el avión ATR 72-6003 con el comenzará a volar. Avian, en tanto, solicitó rutas para volar low cost desde Buenos Aires a destinos de cabotaje e internacionales.

Fly Bondi

Es el más ambicioso y original de los proyectos de aerolíneas low cost. Operará la mayor cantidad de rutas – solicitó 99 a la ANAC y le confirmaron 78- desde la base aérea de Palomar. Apuntan a lograr que 5 de 10 argentinos vuelen regularmente (hoy lo hace 1 de cada 10). Este año empezarían a volar a 12 destinos (Iguazú, Bariloche, Salta y Río Gallegos entre otros), proablemente con aviones Boeing 737-800 con capacidad para 189 pasajeros.

Dueños de Fly Bondi son el empresario suizo Julian Cook, fundador de FlyBaboo, el emprendedor argentino Gastón Parisier (Bigbox) y Richard Guy Gluzman, quien generó una polémica por conflicto de intereses: en 2010 integró el directorio de Pegasus, el fondo de inversión del vicejefe de Gabinete, Mario Quintana. La empresa estaría cerca de conseguir US$ 75 millones para empezar a operar. También tienen planes de vuelos internacionales, utilizando Panamá como Hub. En la Argentina prometen vuelos por US$ 30.

“Ofreceremos los precios más bajos del mercado”, Julian Cook Cofundador de Fly Bondi

¿Cómo será el aeropuerto del Palomar cuando opere FlyBondi?

Actualmente es una base aérea de poco uso, pero estamos convirtiéndola en una terminal nueva y moderna a solo a 14 kilómetros del centro de la ciudad. Tener un aeropuerto alternativo es una parte esencial de nuestra misión de lograr que cada vez más gente pueda volar, sumando una nueva propuesta al mercado aerocomercial actual. Además, tendrá un impacto positivo directo e indirecto, nuevas construcciones en la zona, comercios, hotelería, y todas las nuevas oportunidades que trae aparejado la apertura de un nuevo aeropuerto.

¿Cuánto costará viajar?

Flybondi ofrecerá los precios más bajos del mercado. Nuestros tickets serán 70% más bajos que los actuales. Volaremos a Córdoba a partir de $ 300, a Mendoza por $ 500, y a Bariloche desde $ 700 (sólo ida).

¿Por qué dicen que son una low cost “en serio”?

Nuestro modelo tiene el foco puesto en la eficiencia, donde el pasajero es el protagonista y define la experiencia de viaje que mejor se adapte a sus preferencias y necesidades. Es un modelo que tiene además características específicas: tiene una flota de aviones con una alta utilización diaria de cada aeronave y con la mayor cantidad de asientos. Otro punto importante es que los aviones deben arrancar y despegar en menos de 30 minutos. En cuanto a los servicios, las aerolíneas eficientes los tienen segmentados, esto quiere decir que el pasajero puede elegir pagar o no por la comida, por la cantidad de equipaje o por la elección de la ubicación de sus asientos.

 

Por Santiago Eneas Casanello

Macri, aviones y problemas: cómo será su nueva aeronave

bookmark icon