John C. Maxwell: “Un buen líder jamás manipula”

25 de Marzo de 2019 - Hernán Panessi

 


Entrevista exclusiva con el escritor best seller que escribió “la biblia” del liderazgo, Desarrolle el líder que está en usted.

¿Qué características tiene que tener un buen líder? Posiblemente, esa pregunta flote y rebote en todas las personas que aspiren a serlo, e incluso entre los que efectivamente lo sean. Y John C. Maxwell, que es líder pero también escritor, ordenó un poco este universo y lo volcó en un tendal de libros que terminaron convirtiéndose en materia obligada para incursionar en este mundo. En un principio, Maxwell comenzó a escribir porque quería ampliar el alcance de su liderazgo. Quería lograr un impacto en personas que nunca conocería cara a cara. Pero el resultado fue mucho más allá: en sus 40 años de carrera, escribió unos 80 títulos, de los cuales vendió más de 26 millones de ejemplares en 50 idiomas. Su próximo libro, Los cambios en liderazgo, se lanzó en Estados Unidos en febrero (llegará a Argentina entre abril y junio). Y fue hace más de 25 años que este autor best seller, coach y conferencista norteamericano publicó Desarrolle el líder que está en usted, su obra cumbre, una investigación que aboga en las perspectivas y prácticas del liderazgo, un recorrido por enseñanzas fundamentales para convertirse en un buen líder.

“Aprendí que agregar valor a las personas por medio de las palabras que escribo es uno de los mejores rendimientos de la inversión de mi tiempo”, dice desde Estados Unidos. “Cada libro me recuerda la gran necesidad de la gente de tener a alguien que se siente con ellos y los ayude a evaluar los desafíos que enfrentan a diario”, sigue. Su trabajo profesional lo llevó a ser identificado como el referente número uno en negocios por la American Management Association. Y a fundar la John Maxwell Company, el John Maxwell Team, EQUIP, y la Fundación de Liderazgo John Maxwell, organizaciones desde donde capacita a los líderes del planeta.

John C. Maxwell.

¿Cualquier persona puede ser buen líder?
Creo que cualquier persona puede llegar a serlo, sencillamente porque los líderes no se nacen, se hacen. Defino el liderazgo como la influencia, y cada persona influye en alguien más. Las claves para convertirse en buen líder son establecer valores sanos, comprometerse con el crecimiento personal diario, y vivir el tiempo y las relaciones de manera intencionada.

¿Qué función tiene la influencia en el liderazgo?
Como mencioné, el liderazgo es la influencia, ni más ni menos. Un buen líder sabe usar la influencia para encaminar a la gente hacia una visión y saca valor del peregrinaje mismo. Con frecuencia, la gente dice “influencia” con una connotación negativa, cuando lo que realmente quieren decir es “manipulación”, y eso es algo que un buen líder jamás hace. Los seres humanos somos seres emocionales. Tenemos miedos, esperanzas, aspiraciones y sueños hirviendo por dentro. La influencia accede a estas emociones con buenas intenciones. O sea, la influencia agrega valor para inspirar el movimiento. La manipulación accede a nuestras emociones con malas intenciones, quita valor para obligar el movimiento. Los líderes buenos –de hecho, los mejores– usan su influencia para agregar valor a las personas y crear una cultura en la que todos disfrutan del éxito.

¿Hay una edad ideal para ser líder?
Creo que cualquier edad es buena para ser líder, pero también quiero señalar que la edad no necesariamente mejora el liderazgo de nadie. La madurez, la sabiduría y el buen liderazgo no siempre vienen de la mano con la edad.

¿Un título universitario valida las aptitudes de liderazgo?
Los títulos universitarios son buenísimos. Yo saqué una licenciatura, una maestría y un doctorado; es obvio que creo en el valor de la educación formal. El título evidencia que la persona tiene la habilidad de comprometerse con una tarea, de trabajar duro, de aprender cosas nuevas y desafiantes, y todas esas son cualidades espectaculares en un líder. Pero creo fuertemente que lo que realmente valida al líder es su integridad: su capacidad de vivir de manera coherente en su carácter, la correspondencia entre lo que hace con lo que dice. Cuando un líder puede vivir de una manera que conecta con la gente, que produce resultados y que saca a lucir lo mejor de otras personas, entonces hace más para validarse como líder que lo que cualquier diploma colgado en la pared podría lograr jamás.

¿El corazón del líder tiene que estar hecho de algo en particular?
El corazón del líder tiene que estar hecho de otras personas, porque ¡hay que tener gente para ser líder! En mis compañías, el valor más alto es la gente. Somos gente de valor que agregamos valor a otras personas. Así es nuestro corazón. Como líder, es imprescindible tener a otras personas en el centro de todo lo que hacés porque, sin otras personas, no sos líder, solo sos alguien con unas cuantas ideas.

¿Cuál es tu mejor consejo para un líder en desarrollo?
Que sea humilde. De hecho, la humildad no toca solamente a los líderes en desarrollo, es para cada líder porque, para ser honestos, si nos comprometemos con liderar bien, estamos en un proceso constante de desarrollo. La humildad es una disposición esencial porque cada persona con la que te encontrás tiene algo para enseñarte, a través de tus victorias y tus fracasos. Si podés mantener la humildad, no solamente vas a ver el genio de otras personas, sino que también vas a descubrir su disposición de prestarte su genio, porque el genio de ellos en combinación con tu liderazgo crea resultados mejores para todos.

bookmark icon