Inmuebles industriales: más oferta que demanda

28 de Agosto de 2017 - Patricio Ballesteros Ledesma

 


En el segmento de inmuebles industriales el panorama es bastante diferente del mercado de oficinas. La demanda está contraída como consecuencia del estancamiento del consumo.

En un contexto general y prolongado de estanflación, el estimador mensual industrial (EMI) es un buen parámetro que justifica el comportamiento inmobiliario del retail. Según datos de CBRE de 2016, el inventario de depósitos y centros logísticos Clase A/A+ sumó 52.000 m² nuevos y llegó a casi 1,5 millones de m² cubiertos en más de 40 naves logísticas, con una tasa de vacancia del 8%.

En el segmento de inmuebles industriales el panorama es bastante diferente del mercado de oficinas, tanto por la contracción del nivel actividad que arrastran varias ramas como por la coyuntura de la economía general en los últimos meses.

Ahora hay 226.000 m² en construcción en los corredores Oeste y Norte, para una demanda que duda en un contexto de caída de la producción industrial en la mayoría de los sectores, con algunas reactivaciones puntuales o estacionales que recién se insinúan, pero que dependen de una mejora de la demanda interna y externa de la producción industrial local.

“En el segmento de retail, a diferencia del mercado de oficinas, la demanda está más contraída, como consecuencia del estancamiento del consumo. Los precios se encuentran amesetados, o en el mejor de los casos vienen creciendo de forma muy lenta”, apunta Alejandro Badino, gerente general de Colliers International.

La renovación y transformación de antiguos predios industriales en nuevos parques logísticos para diversos ocupantes es una tendencia en aumento. Antiguas fábricas han sido refaccionadas, aprovechando su diseño original, introduciendo mejoras tecnológicas para acomodar a nuevos inquilinos y darles un nuevo destino, como el Parque Newton en San Martín y el Parque Darwin en Carapachay.

Las rentas para depósitos logísticos Clase A/A+ promedian los US$ 7,18/m² por mes, con una tendencia a la baja.

Crece el Polo Dot

IRSA adquirió el edificio donde funciona la administración de la empresa Philips, sobre General Paz, por US$ 29 millones. Con esta compra completa el espacio para la construcción del complejo Polo DOT en el barrio de Saveedra, un office park que agregará a la ciudad 125.000 m² alquilables de nuevas oficinas y espacios de usos mixtos, incluidos los 15.000 m² correspondientes a la ampliación del centro comercial DOT Baires Shopping.

El edificio adquirido cuenta con una superficie de 10.393 m², que podrá extenderse hasta 35.000 m² alquilables, los que ya están en su mayoría tomados por compañías de primer nivel. “Se encuentra en muy buenas condiciones y en plena operación”, confiesa Daniel Elsztain, director del Negocio Inmobiliario del grupo.

Con un final de obra calculado para el primer trimestre de 2018, al viejo edificio fabril se lo reciclará por completo con nuevas tecnologías y materiales que lo harán elegible para obtener la norma LEED, la más exigente en términos de sustentabilidad. La inversión total en el Polo DOT será mayor a los US$ 450 millones.

Oficinas: la renta continúa con tendencia en alza

 

bookmark icon