Houston, tenemos una oportunidad

23 de Agosto de 2018 - Patricio Ballesteros Ledesma

 


En una breve visita al país, Horacio Licon, el VP de Inversión y Comercio Internacional del Greater Houston Partnership, mantuvo reuniones con empresarios e inversores locales para aumentar el intercambio y buscar nuevas oportunidades. Las innovaciones para el sector energético y el nuevo paradigma de la decarbonization.

 

¿Cuál es el objetivo del viaje de la delegación de Houston a la Argentina?

Son múltiples y en varias capas. Yo lidero un grupo de delegados de compañías privadas de la ciudad pero, además, vinieron autoridades del sector público, encabezadas por el alcalde. Nosotros acordamos reuniones de negocios en varios temas, centrados en energía, infraestructura e innovación. A nivel energético, no existe otra ciudad en el mundo que tenga la capacidad tecnológica y la experiencia en la técnica del fracking, que es la necesaria para explotar sus yacimientos en Vaca Muerta.

A nivel hidrocarburos, ¿qué vínculos hay de su ciudad con la Argentina y cuáles son las oportunidades de cooperación para las empresas del sector?

La oferta base de nuestra ciudad al mundo y, en particular, a su país por la oportunidad geológica que tiene es la innovación mediante la tecnología de hidrofractura de roca, fracking, que en su versión moderna fue reinventada por George P. Mitchell, un ingeniero texano que la desarrolló al norte de Houston en Woodlands. Este aporte permitió transformar la manera de producir petróleo, gas y otros recursos. Pero las compañías continúan innovando para reducir aún más el costo de producción por barril, lo que permite explotar varios campos que hoy no son económicos sin innovaciones. Bajar el break even point, para equiparar el costo de mercado con el de producción, como ocurre sobre todo con el shale gas, con la tecnologías de reprocesamiento del agua y de la terminación de pozos.

¿Qué visión tenés del panorama local, cómo ves la actual matriz productiva?

La Argentina está importando más de lo que está vendiendo, pero sabemos que hay un interés fuerte en revertir eso; por eso, nosotros queremos colaborar a través de nuestros puertos, para que muevan más productos locales allá a través de nosotros. La presidenta del Consejo de Puertos de Houston, Janiece Longoria, y el director ejecutivo del sistema de aeropuertos, Mario Diaz, hicieron una presentación en la AMCHAM, con el patrocinio de United Airlines, que tiene vuelos directos a Ezeiza. En energía en particular, tengo entendido que quieren bajar las importaciones de gas en un 20% y llegar a un porcentaje igual en la generación de electricidad mediante fuentes renovables para 2025.

¿Cómo es la relación entre Houston y Argentina?

Hay muchas compañías argentinas en Houston, que prestan servicios para la industria petrolera. Todos los años hay un foro de energía de alto nivel que organiza la IAPG (Instituto Argentino del Petróleo y el Gas), en el que el año pasado recibimos al presidente Macri y este año al saliente ministro de Energía argentino. Allí se conectan empresas de los dos países y surgen nuevos negocios en conjunto. Por ejemplo, Chevron tiene muchas inversiones en su país que maneja a través de su filial local, pero además tiene un área de BPO (business process outsourcing), que ahora se hace directamente en la Argentina.

¿Cuáles son los aportes que traen para el negocio energético y, en particular, en renovables?

En energía solar, mercados eléctricos y almacenamiento de energía contamos con la Universidad de Houston que está haciendo investigaciones muy interesantes, que se traducen en una gran oferta de innovación y nuevas tecnologías para mejorar lo que ya producimos de manera tradicional. Pero, además, muchas empresas globales del sector están basadas en nuestra ciudad y tienen gran experiencia en administrar proyectos de gran escala en todo el planeta. Este know how se está transfiriendo al área de renovables y para localidades remotas desde Houston, con las grandes empresas de Ingeniería Procura de Construcción (IPC), mediante filiales o asociadas con firmas locales. La generación eólica de Texas es la más grande de Estados Unidos y tiene un mercado bastante abierto con una red independiente, que se conoce como ERGOT, que fue la primera en abrirse a la participación privada completa. La desregulación del mercado eléctrico en el país fue llevada adelante en Texas por el gobernador George W. Bush, aunque muchos no lo asocian, y esto permitió desarrollar mucho la capacidad eólica en el estado. Ahora, representa el 20% de la generación energética total.

¿Qué es lo que se viene para la industria energética global?

En general, las empresas están diversificando sus fuentes de energía. Al usuario final no le importa mucho cómo se ha generado el electrón que utiliza en su casa, su auto eléctrico o en su computadora, pero las compañías se lo están tomando en serio. Uno de los grandes logros de la innovación y los mercados abiertos, a la inversa que las regulaciones y los impuestos al carbono, es que han permitido que se reduzcan las emisiones de CO2 en los Estados Unidos, incluso a niveles mayores que el Protocolo de Kyoto, pese a que el país no lo firmó. Como la base mundial de generación eléctrica tiene que ver con el carbón, la utilización de gas como alternativa tiene un impacto comparativamente positivo en el medio ambiente. Por eso, ahora, uno de los grandes temas en producción son las emisiones fugitivas de metano en los yacimientos; todas las empresas están trabajando para su reducción junto al Banco Mundial y la ONU. Se habla de decarbonization of energy: no se trata de ir de una fuente a otra sino de reducir a su mínima expresión las emisiones de carbono.

¿Qué impresión te llevás luego de sus encuentros en el país?

A pesar de que está atravesando por algunas dificultades en temas específicos, la Argentina sigue creciendo, las instituciones están fuertes, más allá de los altibajos en ciertas métricas. Nuestra delegación representa al sector privado de Houston y, en la presentación que tuvimos en la Agencia de Inversiones local, nos llevamos una impresión muy positiva. Tenemos mucho para compartir con este país y traemos los nuevos estándares del negocio energético a nivel global: hay muchas oportunidades para los negocios tradicionales y también para las fuentes alternativas.

bookmark icon