Pese al golpe comando, la acción de Prosegur cerró en alza

24 de Abril de 2017 - Francisco Barreiro

 


A pesar del robo millonario de casi US$ 40 millones, las acciones del grupo Prosegur subieron un 1,25% en la bolsa española. El Efecto Macron supera al golpe comando en Ciudad del Este.

Lunes gris para la empresa de seguridad privada. Mientras amanecía con la noticia de un robo comando en una bóveda de Ciudad del Este –Paraguay–, en la que se estima una perdida de US$ 40 millones, sus acciones en la bolsa española cerraron la jornada en alza con un avance de 1,25%.

Así, pese a haber recibido un golpe inédito en la historia de 40 años de la empresa, con operaciones a nivel global, el papel de Prosegur recuperó el lunes -el mismo día del robo comando- las pérdidas que había sufrido el viernes pasado en el terreno bursátil, con una caída de 1,40%.

Es que la buena performance de la compañía se inscribió en el marco de la euforia que vivieron las bolsas europeas tras el triunfo en Francia del candidato liberal Emmanuel Macron.

Por otra parte, por la diferencia horaria, la noticia no impactó de lleno en la rueda del mercado, por lo que la suba podría revertirse el martes cuando la información comience a repercutir y, a la vez, empiece a diluirse el Efecto Macron.

Prosegur es una empresa global, con operaciones en 18 países en países, que incluyen a la Argentina, Brasil y Paraguay. Pero también tiene sede en los principales países europeos, China, India y Singapur.

El golpe comando

“No podemos dar todavía un monto, estamos siguiendo protocolos internos pero en relación a la pérdida, estamos cubiertos”, dijo el asesor de Prosegur, José Darío Frutos, que no confirmó el monto robado pero aseguró que mucho menor al que informaron algunos medios.

Lo cierto es que esta mañana, un grupo comando de casi 30 personas atacó la sede de la empresa de transporte de caudales en Ciudad del Este, de donde sustrajo casi US$ 40 millones de una bóveda de la firma.

Los asaltantes utilizaron explosivos y fusiles antiaéreos contra la bóveda y varios automóviles para impedir el acceso de las fuerzas policiales de la zona.

La fiscal Denise Duarte, relató a los que medios que se trató de dos horas en que la policía no podía llegar al lugar: “Les costó muchísimo porque había francotiradores y porque incendiaron autos a la entrada de la jefatura para no permitir la salida de refuerzos”.

Ciudad del Este está ubicada en la llamada Triple Frontera, entre Brasil y Argentina.

bookmark icon