A qué se debe el nuevo boom de los FCI

22 de Enero de 2018 - Laura Ojeda

 


Después de un crecimiento patrimonial de casi el 70% en 2017, el mercado de fondos comunes de inversión (FCI) apuesta a seguir avanzando en 2018. ¿Cuál es la proyección?

No con la profundidad del año pasado –donde se vieron ampliamente beneficiados por los recursos provenientes del sinceramiento fiscal–, de la mano de un mayor interés de los ahorristas por estos instrumentos, las proyecciones de los FCI hablan del orden del 40% para este 2018.

Las claves de este crecimiento se basan en la diversificación de la cartera, la administración de los fondos por un experto con un costo bajo y que se tratan del instrumento adecuado para que el inversor minorista acceda al mercado de capitales, aprenda y luego vuele hacia decisiones más sofisticadas.

Uno de los beneficios que se plantean es el bajo costo de administración que hoy se ubica en torno del 2%, es decir que sobre 1000 pesos se cobrarán 20 pesos por la gestión de ese ahorro.

Existen dos formas de llegar a este producto: vía bancos, todas las entidades tienen su departamento de fondos o a través de administradoras o gerenciadoras de fondos.

Hoy la mayor participación de individuos en el mercado de fondos lo hace vía bancos puesto que es un producto que ofrecen las propias entidades a sus clientes y, no deja de resultar práctico y sencillo para el poseedor de una cuenta derivar sus ahorros dentro de la misma entidad.

Las gerenciadoras, con una porción más pequeña de la torta de individuos tienen la ventaja de presentar propuestas con rentas más competitivas y un abanico más amplio de ofertas con mayor diversidad de activos subyacentes.

Los datos del cierre del 2017 muestran, sin embargo, que el inversor de fondos comunes mantiene el perfil conservador del inversor argentino: el 78,6% del conjunto total de fondos corresponde a carteras con títulos de deuda; seguido por los disponibilidad con 7,4% y los de acciones con 5,5%; fideicomisos financieros con 4,5% y operaciones a plazo con el 4% restante.

La elección de los fondos, está claro no se corresponde de forma lineal con la rentabilidad alcanzada en cada segmento. Por ejemplo, mientras que los más elegidos, es decir los FCI de renta fija, tuvieron una rentabilidad anual promedio del 24%, los que más ganaron fueron los fondos de renta variables, es decir de acciones, que presentaron ganancias promedio del 91,5%.

FCI: La estrategia es diversificar

“Nuestra premisa para nuestros clientes es que tengan una cartera diversificada, en especial a partir de este año, para así tener un sesgo hacia una moneda o hacia una estrategia que se superadora al conjunto de estrategias. Una persona que hace cinco años invirtió un tercio en fondo de acciones, otro tercio en dólares y otro tanto en pesos le ganó al tipo de cambio, a la inflación, a los índices de bono y a la tasa de los plazos fijos”, explicó Juan Salerno, gerente de inversiones de Compass.

Salerno aseguró que este año se mantiene para el sector “una perspectiva es muy buena” y que “hay muchos factores que pueden alimentar el rally en acciones”. Entre ellos enumeró la posibilidad casi cierta de que en este primer semestre el MSCI eleve al mercado argentino a la categoría de emergente y por otro lado, bajo la regla de que el mercado se anticipa.

Salerno sostiene que el mercado está comenzando a pricear una reelección del gobierno de Cambiemos para el 2019. El tercer elemento que considera el gerente de Compass Group es el impulso que pueda asumir Argentina en una América Latina con buen desempeño durante el 2018.

Alberto Inga, director de Inversiones de Megainver, augura que este año “no se advierte un escenario internacional complicado que pueda afectar las inversiones en la Argentina, ni para el Gobierno en sus necesidades de financiamiento ni para los inversores que están buscando dónde invertir” y por eso, sostiene que la industria de FCI va a seguir creciendo y que podría llegar a los $ 800.000 millones a fin de 2018 en su conjunto.

En coincidencia con Salerno, Inga cree que la clave de este año está en la diversificación de la inversión.

“A fin de año lanzamos un fondo Latam en dólares con la idea de diversificar las inversiones en dólares, un instrumento que viera más allá de lo que es Argentina”, dijo, y agregó que a más tardar en febrero sacarán un fondo de deuda subsoberana en pesos, que incluirá deuda provincial, municipal y algún corporativo probablemente asociado al subsoberano como podría ser un bono de YPF, con una perspectiva de rendimiento de cerca del 28%.

“Lo que estamos pensando para este año y el próximo tiene el foco en el segmento minorista”, reconoció Inga porque “el individuo se va a ir incorporando a la industria de fondos”.

La tecnología y los FCI

El soporte tecnológico ha sido una herramienta fundamental para el crecimiento de los FCI en el segmento minorista. La mayoría de las gerenciadoras han lanzado a lo largo de 2017, y lo seguirán haciendo este año, una aplicación tanto para operar desde la PC como desde el propio celular y esperan una rápida definición por parte de la Unidad de Información Financiera (UIF) en torno a la firma digital para que el proceso de suscrición sea totalmente electrónico.

Ramiro Marra, jefe de Estrategia de Bull Market Brokers, señaló que de la totalidad de individuos que comienzan un trámite de apertura de cuenta solo la termina el 20% y apunta a la falta del paso de la firma digital como uno de los principales responsables de ese resultado.

Bull Market Brokers, lanzó el año pasado el supermercado de fondos, una página donde el inversor puede tomar posición en fondos de distintas gerenciadoras con las que tienen acuerdos y que apuntan al inversor individual.

La apuesta más agresiva en el segmento minorista pretende ser la de Consultatio Asset Managment, que la semana pasada lanzó su producto Plus Inversiones, una plataforma para manejar las inversiones desde el celular y que busca clientes que puedan ingresar desde los 1000 pesos.

“Las personas ahorran en dólares o en ladrillos. Nosotros queremos mostrarles que hay otras opciones para cuidar mejor sus ahorros e incluso darles valor”, indicó Cristian López, Ceo de Consultatio durante la presentación del producto.

López asegura que los fondos comunes son instrumentos ideales para iniciarse en el mundo bursátil y que apuntan a que ingresen al mercado tanto estudiantes, como profesionales. “Sólo deben tener una cuenta bancaria a la cual asociar la cuenta del fondo”, dijo y por ello aseguró que hasta una cuenta de AUH puede servir al efecto.

Desde distintos puntos de inicio y con distintos activos, las administradoras saben que en 2018 deberán apuntalar el crecimiento de la industria de fondos comunes de inversión.

bookmark icon