Un emprendedor verde en Tierra del Fuego

25 de Noviembre de 2017 - Forbes Argentina

 


César Vargas, de Grupo Apex, apostó a las energías renovables con Olympic, kits solares y alumbrado público producido con componentes reciclados.

Por qué Grupo Apex eligió a las energías renovables como nuevo negocio, a través de Olympic? Por un lado, es un mercado que está creciendo. Por el otro, la concientización sobre el cambio climático es algo que todos estamos viendo.

Hace poco estuve en la Cumbre Verde que se hizo en Córdoba, en ferias y congresos, y la verdad es que a la única conclusión que llegás es que hay que tomar conciencia. Somos la primera generación que está viendo y sufriendo los cambios climáticos. Y todos los especialistas te dicen que somos la última generación que puede hacer algo al respecto. La cabeza me hizo un click.

¿La idea es que la planta que poseen en Tierra del Fuego se reconvierta de forma total?

La idea es que, parcialmente y de forma gradual, vamos a trabajar con las autoridades provinciales y nacionales para reconvertirnos. Y, con nuestros colegas de China, vamos a trabajar para ofrecer al mercado argentino productos socialmente responsables.

¿Cuáles son los productos insignia de la marca Olympic?

Son dos. Tenemos un kit solar social, que tiene un panel pequeño, reciclado; es el producto que yo más quiero porque nos llevó mucho tiempo de desarrollo. Es un kit similar al que se reparte entre los sectores más vulnerables de Asia y Europa. Es una valijita. Es muy útil, por ejemplo, en las escuelas rurales.

A este producto le tengo mucha expectativa porque, además de ayudar a administrar energía, es reciclado, con lo cual cumple con dos categorías esenciales de las renovables. El otro producto está destinado para alumbrado público, que es híbrido: tiene un panel solar y un molino. Todo el concepto externo, las paletas y la cola, es reciclado. ¿Nos llevó más tiempo? ¿Más inversión? Sí. Pero bueno, hay empresas rusas y tailandesas que ya están apostando a eso. Apostamos al reciclado.

¿Considerás que hay un boom de las energías renovables?

Sin duda. En comparación, creo que es similar al boom que se produjo en la década del 90 con los celulares. No para de crecer. Por un lado, estamos obligados por la cuestión ecológica: tenemos que saber cuánto vamos a producir, consumir y distribuir en términos energéticos.

Es una oportunidad única. Quizá Colombia y Brasil están un paso adelante, pero Argentina está creciendo mucho. Hay un plan de gobierno nacional que nos alienta y pequeños y grandes emprendedores que se suman. El impulso que estamos dando a estos proyectos verá sus resultados en el mediano plazo.

¿Qué le falta a este mercado para que termine de explotar?

La ley 26.190 es la base para crecer. Y la conciencia social. Estoy convencido de que se va a empezar a notar cada vez más. Los adultos tenemos que hacer un trabajo más fuerte, los niños ya vienen con el chip verde. Es una cuestión de tiempo.

¿Cuál es el plazo que se puso la empresa para la reconversión?

Es un proceso que estamos transitando. Lo que tenemos claro es que la marca con la que seguimos adelante es Olympic, que es con la que venimos desarrollando nuestros negocios hace más de 14 años. Es una marca que tiene presencia en el mercado, en diferentes líneas de productos, desde la década del 80.

Por Franco Spinetta

bookmark icon