Se terminaron las elecciones para el mercado

14 de Agosto de 2017 - Laura Ojeda

 


La caída del dólar y las alzas en la bolsa de Buenos Aires y New York acompañaron al gobierno de Mauricio Macri post primarias. ¿Será el fin de las elecciones para el mercado?

Un dólar desplomándose más de 50 centavos en la apertura de la rueda hasta niveles de $ 17,50 para la venta al público y a $ 17,17 en el mayorista; un comienzo festivo en el mercado de acciones con alzas del 3% en la plaza local y en Wall Street y un riesgo país bajando 40 puntos básicos fueron las primeras reacciones de la economía pos Paso 2017.

Economistas consultados por FORBES coincidieron en que los resultados que dejaron los comicios de ayer neutralizaron algunos temores que podían percibirse en un escenario con la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en los mercados y en el riesgo país.

Sólo la aparición de un cisne negro desde el exterior podría inyectarle inestabilidad a una economía que hoy aparece con un escenario más despejado para poder a encarar temas más de fondo.

Ley de Responsabilidad Fiscal y las reformas tributaria, laboral y previsional, volvieron a aparecer en la agenda y en el discurso de los cambios que se necesitan incorporar en la economía para que ésta logre avanzar decididamente.

Para el corto plazo, las preguntas de dólar o pesos o tasas volvieron a presentar un panorama más certero.

“Todo hace pensar que se puede volver al carry trade”, sugiere Fausto Spotorno de Orlando Ferreres y Asociados. Para el economista el tipo de cambio promedio ajustado por inflación se ubica en el orden de los $ 17,20, valor que ya alcanzó con los ajustes del último tiempo y que por lo tanto “es hora de volver a los pesos”, sostuvo y agregó: “Me gustan los activos en pesos para el corto plazo apostaría al pesos y al dólar para coberturas de largo”.

Spotorno es más cauto a la hora de evaluar las opciones en acciones. “Las acciones en pesos no están baratas” y advierte que salvo que se modifiquen aspectos que mejoren la rentabilidad de las empresas no hay fundamentos concretos no se advierte como una inversión sin riesgos.

“Desde el punto de vista financiero hubo una buena reacción respecto de los resultados de ayer. El mercado de cambios se tranquilizó, las acciones se recuperan. Pero resta ver cuánto de esto es real”, indica el economista Christian Buteler.

Buteler alerta que si bien esta primera reacción de hoy aquietó los temores financieros “esto no tiene que ver con la economía real. Esto no va a atraer inversiones. La economía real tiene otros problemas y es que la reactivación no está llegando a la gente”.

Dólar vs. Lebac, ¿cuál es el termómetro de la economía?

La licitación de Lebac que mañana tiene por delante el BCRA puede ser según Buteler, un termómetro a seguir. “Se va a renovar un buen porcentaje y no creo, según el último dato de inflación del 1,7% de la semana pasada, que sea necesario subir la tasa. Pero si la renovación no llega al 90 o 95% hay que tener cuidado porque esto significa que el mercado quiere decir algo, que va a seguir demandando dólares y que el tema no se terminó el domingo”.

Respecto del dólar, a diferencia de Spotorno, Buteler cree que aún puede seguir subiendo un poco y que aún así la divisa se encontraría por debajo del avance de la inflación.

En la misma línea se ubican las previsiones de José Luis Espert quien considera que puede avanzar hasta los 19 o 19,50 pesos. “No me parece preocupante en esos niveles, el único problema fue que subió mucho en muy corto tiempo”.

Espert advierte un escenario más optimista. “Está todo servido para que el Gobierno haga una buena elección en octubre”, dice y justifica “la economía empezó a crecer y el consumo masivo comenzó a recuperarse en agosto y para octubre va a estar aún mejor. Si en octubre el Gobierno gana las elecciones con un buen margen, las inversiones reales van a comenzar a llegar”, auguró.

Para Jorge Vasconcelos, economista de la Fundación Mediterránea, la economía post PASO comienza a marcar la agenda de los temas de fondo que el Gobierno debe encarar a partir de octubre con la mira puesta principalmente en buscar la forma de alcanzar solvencia fiscal.

“Si los resultados de ayer se consolidan en octubre se va a poder reeditar ese espíritu negociador del comienzo de la gestión y es el momento de abordar una agenda más precisa donde el eje debe focalizarse en reducir la informalidad que terminará redundando en mayor solvencia fiscal”, dijo Vasconcelos.

Para el economista, políticas que apunten a la formalización del empleo, que mejoren la competitividad de las empresas, acuerdos macro Mercosur-Unión Europea y acuerdos específicos sectoriales en la plaza doméstica pueden generarle al Gobierno el oxígeno necesario para llegar y proyectarse en 2019.

Post elecciones primarias el dólar abrió a menos de $18

 

Suben las acciones argentinas en Wall Street

 

bookmark icon