El hogar conectado e inteligente

30 de Agosto de 2018 - Leandro Zanoni

 


(Desde Berlín – Enviado Especial)

Todo indica que este año la estrella de la feria IFA de Berlín será la Inteligencia artificial. Eso se vio el jueves temprano durante la presentación de Samsung cuando, un día antes del inicio oficial de la feria, la empresa coreana se adelantó al resto y mostró sus novedades a la prensa. El evento arrancó con el presidente mundial de consumo HS Kim sobre el escenario y la leyenda detrás “AI & IoT”, el título elegido para presentar la estrategia de conectar todo en el hogar. Es decir, todos los dispositivos funcionando dentro del ecosistema “Home” para manejar la casa (desde las luces hasta el lavarropas) desde el celular. “Somos la única compañía que puede proveer todos los dispositivos, desde semiconductores hasta TV y relojes inteligentes. Eso hace la diferencia entre los consumidores en la casa, en la oficina o en la calle”, dijo Kim. “La cocina vuelve a ser el centro de la casa”, agregó mientras mostraba heladeras con pantallas táctiles en sus puertas, lavarropas y los nuevos modelos de pantallas de TV inteligentes.

Una de las principales atracciones del evento fue, justamente, los nuevos televisores QLED (tecnología de puntos cuánticos que debutó el año pasado) en resolución 8K que supera cuatro veces la resolución de una pantalla 4K (y 16 veces la calidad Full HD). La empresa se suma así al grupo del 8K formado por otras firmas como Sony, LG y Sharp que de un año a hoy ya mostraron este tipo productos. ¿Hacen falta? Es algo que el mercado reclama? Ni por asomo.

HS Kim, Presidente de Consumer Electronics de Samsung

Todavía no terminaron de instalarse los de 4K pero la industria ya muestra 8K. El ojo humano ya no puede percibir más nitidez en la resolución que la que se viene presentando hace ya unos años y por otro lado hay muy poco contenido para reproducirlo en estas pantallas. Todo indica que el 8K responde más a una estrategia de marketing (ganar titulares, mostrarse innovador, etc.) que comercial. Los altísimos precios (una de estas pantallas no bajan de los 7 mil dólares) atentan contra las ventas, todavía muy flacas. El diferencial para Samsung es su ecosistema, porque convierte la pantalla en un hub de conexión desde donde manejar todo el resto de la casa, cada vez más inteligente.

El primer televisor QLED con resolución 8K de Samsung

La inteligencia artificial es el símbolo de moda en la industria tecno. Por un lado presenta nuevos y mejores métodos de interacción con el usuario, desde órdenes mediante la voz humana hasta reconocimiento facial o de imágenes. Por ejemplo, cuando mostraron las características de la cámara de fotos del Note 9, hicieron hincapié que el software reconoce cuando una persona sale con los ojos cerrados y permite corregirlo usando otras imágenes.

Por otro lado, sirve para mejorar a los productos. En este caso, con los televisores 8K mostraron la función IA Upscalling, que gracias a 256 algoritmos en su procesador (el Quantum Processor 8K) permite “escalar” (hacer un “upgrade”) tras analizar  y reconocer el formato del contenido que se esté ejecutando (netflix, un pendrive, un video de celular o una señal de cable).

Esto es solo el principio de una era inteligente, dijeron en Samsung. La firma ya invirtió en Investigación y Desarrollo para IA (y 5G) unos u$ 14.000 y anunciaron que para los próximos tres años la cifra llegará a los u$ 22.000.

De esta manera Samsung dió el puntapié inicial en IFA, la feria de consumo tecno más importante y tradicional de Europa (se hace cada año desde 1924). A partir de mañana viernes, el gigantesco predio Messe abrirá sus puertas y mostrará todos los demás productos con los que las demás marcas de la industria intentarán seducir a los consumidores.

 

bookmark icon