Efecto cuadernos: los 50 más ricos, menos ricos

21 de Agosto de 2018 - Facundo Sonatti

 


A la caída de US$ 7.000 en la fortuna total de los argentinos más ricos que produjo la crisis desatada en marzo, se sumo el “cuaderno gate”. Al 17 de agosto, su impacto en las acciones ya provocó otra caída de US$ 2.800 completando un descenso de US$ 70.000 a US$ 60.000.

 

Apenas cinco integrantes de la lista presumiblemente mantuvieron invariable su fortuna en los últimos seis meses. Otros 44 vieron reducido su patrimonio, aunque en proporciones muy disimiles unos de otros, desde apenas un 5,13% hasta más del 59%. El único apellido que salió airoso de esta poda masiva fue Pagani, el clan al frente del Grupo Arcor incrementó el patrimonio y escaló posiciones, pero se debió a una corrección en la estimación de la valuación de sus activos. A su vez, 22 integrantes de la lista perdieron al menos un 20% de su fortuna, destacándose aquellos vinculados a los negocios de la energía y los bancos.

Mientras que 12 integrantes mantuvieron su posición invariable, fueron 15 los que perdieron posiciones, pero, paradójicamente, 23 de los apellidos de la lista escalaron posiciones a pesar de la sangría que sufrieron.

A su vez, 10 apellidos cayeron por debajo de los US$ 1000 millones, a tal punto, que en el ranking en tiempo real que realiza Forbes, Jorge Brito, Jorge Ezequiel Delfín Carballo, Julio Patricio Supervielle y Eduardo Costantini desaparecieron de la lista en los últimos 45 días.

¿El dato de color? Los siete primeros de la lista loca, a pesar de haber perdido en forma conjunta US$ 2600 millones, mantuvieron inalterables sus posiciones en el ranking.

El más golpeado en proporción a la perdida sufrida es el banquero Julio Patricio Supervielle que se precipitó de US$ 1100 a “solo” US$ 450 millones, es decir, su fortuna se evaporó a razón de US$ 3,5 millones por día desde marzo, acumulando un rojo de US$ 650 millones. Eso significa una caída del 59% de su fortuna personal en tan solo seis meses. Sin embargo, no fue el que más sufrió por volumen de dinero perdido. El clan Bulgheroni, que aún retiene el segundo lugar de la lista, perdió US$ 1700 millones, equivalentes al 23,3% de su patrimonio, en base a la actualización en tiempo real que realiza la publicación americana del ranking de los más ricos del mundo.

Rocca vio disminuir en US$ 500 millones su patrimonio desde la publicación del ranking en mayo. Sin embargo, Tenaris y Ternium, sus dos compañías con presencia bursátil habían incrementado aún más su valor a lo largo de ese mes y hasta agosto inclusive, cuando tras conocerse el caso de los cuadernos, cambiaron de tendencia, y cayeron abruptamente. Mientras que Tenaris perdió un 10% de su valor desde el 1° de agosto al viernes 17; Ternium lo hizo con más fuerza, casi un 21% en el mismo período.

Marcos Marcelo Mindlin y la familia Caputo cayeron al fondo de la tabla. Mientras que el dueño de Pampa Energía perdió US$ 300 millones, equivalentes al 44% de su fortuna; la familia del amigo del presidente disminuyó US$ 120 millones su patrimonio lo que significa un 24% menos en su haber desde comienzos de este año.

 

bookmark icon