Día de la Mujer: los datos

8 de Marzo de 2019 - Cecilia Valleboni

 


Millones de mujeres alrededor del mundo celebran el 8 marzo el Día Internacional de la Mujer, desde hace más de 100 años. Se trata de una fecha reconocida por la Organización de las Naciones Unidas en 1975 y que conmemora la lucha de las mujeres por su participación en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona.

Las empresas es uno de los ámbitos donde son minoría en niveles gerenciales y aún en mandos medios. Pero no solo eso: tardan más en lograr ascensos y también renuncian más. En los últimos años, las políticas de diversidad y una mayor conciencia social por la problemática ayudó a mejorar los números. “El esfuerzo de las empresas se empieza a reflejar en los números de participación femenina, aunque falta mucho todavía. El tema está instalado en la mayoría de las organizaciones; además, a medida que vaya ocurriendo el recambio generacional, la tendencia a la paridad naturalmente va a acelerarse porque las nuevas generaciones tienden a ser más abiertas a los conceptos de paridad”, explica Ivana Thornton, Directora de Career de Mercer.

De acuerdo a un informe de Mercer, creció la participación femenina en Gerencias y Jefaturas, dos niveles jerárquicos en los que las mujeres crecen sostenidamente desde 2012. La participación femenina en los niveles de Jefes y Supervisores pasó de 28 a 35% y de 27% a 30% en Gerencias, según el estudio Total Remuneration Survey 2018 en la que participaron 452 empresas. En menor proporción, también se registró una mejora en los niveles más altos de la estructura jerárquica de las corporaciones en la participación femenina: a nivel de Director creció la presencia de las mujeres, de 15 a 16%, lo mismo que a nivel de Director General, el máximo cargo en las organizaciones, de 6 a 7%.  

A nivel salarial las diferencias todavía se mantienen: 8% a favor de los hombres, considerando a todos los niveles jerárquicos. A nivel de Gerencia General la brecha salarial fue la más alta, de 21%, mientras que a nivel de Director, el nivel jerárquico inmediatamente inferior a éste, la diferencia es de 7%, una reducción de dos puntos porcentuales respecto del año pasado.

“Estamos frente a un nuevo mundo en el que las mujeres somos verdaderos agentes de cambio. Las universidades y todas las organizaciones somos responsables del desarrollo de profesionales capaces de generar ambientes laborales colaborativos, creativos y amigables”, explica María Belén Mendé, Rectora de la Universidad Siglo 21. La investigación Liderazgo femenino en Argentina, de la Universidad Siglo 21, refleja que, gracias a su empatía y reconocimiento, las mujeres crean equipos de trabajo más felices. Con más de 1.000 entrevistas, realizadas a varones y mujeres de entre 18 y 65 años, el estudio identifica diversas características que explican los resultados. Factores como la empatía, la colaboración y la capacidad de cognición social conllevan a que el 52% valore positivamente a su líder cuando es mujer (esta cifra se reduce a un 43,3% cuando su líder es hombre).

De acuerdo a un estudio de The Adecco Group, sólo 4 de cada 10 puestos de alta dirección son ocupados por mujeres. Sin embargo, 7 de cada 10 encuestados sienten que se valora de igual forma a las mujeres que a los hombres. Además, el 72% cree que las mujeres aportan una visión diferente para la resolución de problemas en el trabajo. Un 23% respondió que no consideran que haya igualdad laboral entre hombres y mujeres. Los motivos más relevantes seleccionados por los encuestados fueron: por el mito de que las mujeres están menos calificadas que los hombres para realizar un trabajo (43%), la opinión de las mujeres es menos valorada (33%) y el tema de la maternidad y la dificultad para conciliar la vida familiar y laboral (32%.

De todas formas, el 54% afirma que ha mejorado la situación de la mujer en el mercado laboral en los últimos 15 años, y mucho, mientras que otro 32% opina que sólo un poco. Para el 5% se ha mantenido estable y para el 3% no ha mejorado. Sólo el 1% cree que empeoró el rol de la mujer. “Las mujeres han experimentado un gran progreso, pero aún hay un largo camino por recorrer y es evidente la necesidad de aumentar su participación en la alta dirección”, explica Alexandra Manera, Directora de RRHH del Grupo Adecco para Argentina y Uruguay.

Más allá del mundo corporate, desde la Asociación de Emprendedores de Argentina (ASEA) el 40% de la comunidad emprendedora de ASEA está conformada por mujeres. A principios del 2017 la base de emprendedores estaba compuesta por un 30% de mujeres y un 70% de hombres-, y el objetivo es lograr la paridad de cara al 2020. En términos generales, el 75% de los emprendimientos en Latinoamérica están liderados por hombres, lo que revalida las iniciativas que se llevan adelante para equilibrar la balanza. “De alguna manera, el trabajar con cada referente nos permite encontrar puntos en común para poder trazar nuevos caminos y pensar nuevas políticas públicas relacionadas al empoderamiento femenino”, cuenta Cecilia Ribecco de ASEA sobre la decisión de generar un eje específico sobre empoderamiento femenino. Y añade: “Trabajamos mucho sobre todo lo que tiene que ver con la diversidad pero desde un lugar diferente. Apuntamos al desarrollo de equipos integrados por mujeres y varones, como forma de generar un mayor rendimiento en las organizaciones, ya sea de empresas como de emprendimientos”.

bookmark icon