Del fax al Marketing Digital

14 de Junio de 2017 - Forbes Argentina

 


El fax es la nueva máquina de escribir. Gracias al e-mail, las firmas online y otras herramientas, los negocios pueden prescindir de los faxes… pero no del Marketing Digital.

Sin embargo, hace tan solo 10 años, las órdenes vía fax eran la norma en publicidad, incluso en la publicidad digital.Diez años es mucho tiempo. En ese tiempo los smartphones aún no eran gran cosa y casi nadie estaba en Facebook y Twitter (que recientemente habían llegado al mercado).

El mercado de publicidad digital fue creado a partir de lo que lo antecedió: los mercados de publicidad impresa y de televisión, donde la adyacencia contextual y la segmentación por edad y género eran la norma. La idea de llegar a los consumidores basándose en sus preferencias, locación, compras y más, aún no era una realidad.

Cómo cambió el Marketing Digital en 2007

En 2007, el ecosistema digital ya estaba cambiando. De 2005 a 2007, se invirtieron alrededor de 10 billones de dólares en adquisiciones, incluyendo la compra de DoubleClick por parte de Google, la adquisición de Right Media por parte de Yahoo y la compra de aQuantive por parte de Microsoft, lo que señalaron un cambio en el mercado.

Que las más grandes compañías de medios invirtiesen en tecnología y ecosistemas basados en datos, indicó un cambio de perspectiva respecto de cómo estas empresas imaginaban sus transacciones en medios digitales. Fue el comienzo de una reinvención de un proceso que, hasta ese momento, se manejaba únicamente a partir de e-mails, teléfonos y faxes.

Sin embargo, migrar una industria por completo hacia un nuevo grupo de tecnologías y una nueva manera de pensar y comportarse no fue simple. Muchos en la industria tenían un apego muy fuerte a cómo se desempeñaban en sus trabajos y los resultados que estaban logrando.

Las tecnologías programáticas y los enfoque basados en datos, permiten a los marketers llevar las conversaciones uno-a-uno con sus mejores prospectos y clientes a otro nivel –a partir de contenido relevante, que evoluciona y se adapta a medida que el consumidor se mueve a lo largo de su ciclo vida–.

Esto implica un cambio respecto de cómo la publicidad fue pensada anteriormente, a través de un conjunto único de mensajes diseñados para alcanzar al mayor número de personas posible dentro del target.

Para concluir, mientras es probable que en 2007 un marketer haya lanzado una campaña para alcanzar a un millón de personas; en 2017, el marketer lanzaría un millón de campañas uno-a-uno. En 2027, pocas personas sabrán o recordarán lo que es un fax.

 

Por Joanna O’Connell, CMO de MediaMath

bookmark icon