Confidencialidad y flexibilidad, la fórmula de las cajas de seguridad de Hausler

19 de Septiembre de 2019 - Forbes Argentina

 


Jorge Gatto, CEO de Hausler, cuenta el diferencial que ofrece la primera empresa en el país dedicada exclusivamente al alquiler de cajas de seguridad y salas de negocio.

Desde coleccionistas de relojes hasta dueños de locales a la calle que, todos los días, se acercan a guardar la recaudación del día. “Tenemos de todo”, dice Jorge Gatto, CEO de Hausler. El ejecutivo explica que, a pesar de que el servicio de cajas de seguridad existe desde hace mucho tiempo, Hausler ofrece un diferencial: la experiencia del cliente. “Nos enfocamos 100% en el alquiler de espacios seguros y en ofrecer un servicio de calidad”, sostiene.
Con un costo similar al que ofrece un banco para una caja chica –y la disponibilidad de cajas grandes y extragrandes–, tiene como principal diferencial la disponibilidad horaria. Las cuatro sucursales –Microcentro, Belgrano, Pilar y provincia de Córdoba– abren de lunes a viernes de 9 a 18 horas en promedio y los sábados medio día, lo que le da un mayor margen de accesibilidad al cliente.

“Queremos ser la oferta de cajas de seguridad para fintech”, asegura Jorge Gatto, número uno de la empresa, que cuenta que está trabajando cerca de las fintech para complementar su servicio.

El segundo punto que destaca Gatto es el de la confidencialidad y la seguridad. “Cuando el cliente viene a su caja accede mediante huella dactilar y escaneo facial. Hay siete instancias de control hasta que llega a su caja de seguridad”, explica. El recorrido dentro del local está pensado para minimizar el contacto entre clientes.

Hausler también ofrece “salas de negocio seguras” en las que los clientes pueden concretar escrituras, transacciones de dinero o videoconferencias. Actualmente, la firma se encuentra trabajando en el servicio de conteo de billetes seguro, que consiste en la identificación de billetes falsos mediante máquinas contadoras, y luego en la entrega en un soporte magnético del listado de los números de serie de todos los billetes recibidos.

La tecnología también está en las bóvedas. Tienen varios sistemas de alarma independientes entre sí, cumplen con los requisitos del Banco Central en cuanto a la construcción y cuentan con un búnker en el que un guardia de seguridad monitorea la sucursal 24×7. “Es algo que nadie tiene”, se enorgullece.

Hausler además está desarrollando una unidad de innovación, uno de cuyos principales proyectos es la creación de una bóveda totalmente robotizada. De hecho, se encuentran en tratativas con un importante desarrollo inmobiliario de Puerto Madero para instalar una bóveda de Hausler como amenity del complejo. “Es una tendencia mundial y cuando lo planteamos es bien recibido; sería la primera vez que se hace en Argentina”, concluye.

bookmark icon