Las mejores 7 claves anti-estrés

14 de Noviembre de 2016 - Forbes Argentina

 


En situaciones límites, nuestras emociones pueden jugarnos en contra. La reconocida psicóloga del Harvard Medical School Susan David relató cuáles son las claves para poder llegar a los más profundo de nuestros pensamientos y de las emociones y evitar el estrés laboral.

Estrés

“Nuestros pensamientos, historias y emociones empiezan a dominar nuestra acción de manera contraria a nuestros valores, intenciones o a lo que queremos ser en una situación concreta”, señala Susan David, autora del libro Emotional Agility. Algo muy común es quedarnos bloqueados por nuestros sentimientos cuando nos enfrentamos a distintas dificultades. La sabiduría convencional dice que tenemos que dejar a un lado nuestros miedos y empujarnos a hacer lo que queremos, pero según David, varias investigaciones demostraron que “las emociones vuelven tarde o temprano”.

Es sabido que el estrés no es positivo en ninguna circunstancia y que, aunque a veces no lo notemos a corto plazo, puede causar problemas físicos y emocionales de una gravedad considerable. De hecho, investigadores de la Universidad de Yale han revelado que el estrés reduce la materia gris en algunas áreas del cerebro responsables del autocontrol, lo que causa que cada vez sea más difícil controlar nuestros nervios. Es una especie de círculo vicioso en el que es fácil entrar, pero difícil salir. A continuación enumeramos siete formas de frenar el daño que puede causar el estrés.

Decir que no

A veces la solución al estrés es simplemente decir que no y no tratar de abarcar más cosas de las que realmente podemos cumplir con éxito. Dejar de comprometerse si no tenemos el tiempo y aprender a decir que no cuando es necesario.

Desconectar

La tecnología ha hecho que cada vez sea más difícil desconectarse del mundo, pero tenemos que aprender a hacerlo. Si hay que cerrar el correo electrónico durante dos días, hacerlo sin miedo. Te desconectás o te agobian más, ¿qué preferís?

Apartarse de la gente tóxica

Simplemente, aprender a pasar de aquellos que lo único que te aportan es nerviosismo y estrés. Cuando estés rodeado de gente negativa, simplemente haz oídos sordos y trata de huir bien lejos de ellos.

No guardar rencor

Si uno piensa en la cantidad de tiempo que dedicamos a preocuparnos por cosas que nos dicen o hacen, nos podemos dar cuenta de que es tiempo perdido, que sólo nos hace dar vueltas y estresarnos más de la cuenta.

Practicar meditación y evitar el estrés

Mindfulness es una forma sencilla y efectiva de mantener el control de los pensamientos y comportamientos indisciplinados. Además, ayuda a mejorar la concentración y reducir la sensación de descontrol de la situación cuando hay mucho por hacer.

Poner las cosas en perspectiva

Nuestras percepciones pueden estar sesgadas cuando las cosas acaban de suceder, por eso es positivo pararse un momento a pensar y evaluar rápidamente las causas y consecuencias. A veces ese minuto de tranquilizarse y pensar evita muchas malas decisiones.

Dejarse ayudar

A veces queremos todo bajo control y se nos escapa la posibilidad de que los demás puedan ayudarnos. Aprender a delegar tareas y aceptar la colaboración de los que nos rodean es un buen paso para empezar a descargarnos de tantas responsabilidades y estresarnos menos.

bookmark icon