Carta abierta a ejecutivos que tienen hijas

Como hombre, hay un antes y un después de tener una hija. Antes, es posible que no te hayas dado cuenta ni te hayas preocupado demasiado por las diferencias de género o por las políticas que afectan negativamente a las mujeres.