Amazon vs. Mercado Libre: ¿Quién gana la pelea?

20 de Diciembre de 2016 - Virginia Porcella

 


Sean Summers, VP de Mercado Libre, la segunda empresa más valiosa de la Argentina, cuenta cómo es la pelea con el gigante norteamericano de la venta online.

Hace meses que Mercado Libre está en boca de todos. Que vale más que YPF, hito que alcanzó en agosto con una capitalización bursátil superior a los US$ 7.000 millones ubicándose como la segunda empresa de mayor valor de la Argentina (la primera es Tenaris, con un valor de US$ 30.000 millones). Que sus ventas ya superan a las de los 10 primeros shoppings del país en su conjunto. Que es el gran unicornio nacional, modelo de empresa favorito del gobierno de Macri. Podríamos agregar que, desde hace un año y medio, la plataforma de comercio electrónica más exitosa de América latina da batalla de igual a igual con el verdadero monstruo global de la venta online, Amazon, y que logra salir indemne.

Pues bien, nada de todo esto está fuera de la realidad. Sin desentonar con la gran suba que experimentaron este año muchas de las acciones tecnológicas –que llevó, por ejemplo, a los dueños de Amazon y de Facebook al segundo y cuarto puesto de los hombres más ricos de Estados Unidos respectivamente-, el papel de MELI, tal la etiqueta con la que cotiza Mercado Libre en el Nasdaq, pasó de un valor de US$ 100 a principios de año a los US$ 160 que vale hoy. Sus ventas netas en la región, en tanto, alcanzaron los US$ 769 millones entre septiembre de 2015 y 2016, mientras que sus operaciones locales le reportaron ingresos por US$ 186 millones ($ 2.700 millones), cifra que supera en un centenar de millones a las ventas conjuntas de los principales centros comerciales del país. El dinero transaccionado en la plataforma, en total, alcanzó los US$ 7.868 millones. Con estos resultados, no es de extrañar que la principal plataforma de comercio online de América latina sea considerada por todos un diamante en bruto.

¿Cuál es la clave de tanto éxito? Sean Summers, un peruano de padres argentinos con pasaporte inglés que estudió en Stanford (igual que Marcos Galperín, fundador de Mercado Libre) y es VP de Operaciones de Marketplace de la compañía, cree que el secreto está en la presión constante: “Sabemos que 98% de lo hacemos todavía está mal o es muy perfectible”. A Summers reportan los CEOs de Chile, Perú, Uruguay y Argentina, puesto vacante desde que Marina Díaz Ibarra, la country manager que Galperín convocó el año pasado, dejó la compañía en noviembre. “Mercado Libre es una compañía donde todo es innovación, pero no innovación en ciclos anuales sino en ciclos diarios”, profundiza.

¿Cómo se crece en épocas de vacas flacas?

Nuestro negocio de la Argentina viene creciendo enormemente en los últimos años. En 2015 creció al 100%, en un mercado complicado. Y el anterior había sido similar. El e-commerce es tan chiquito, 3% de las ventas de retail, contra 10% u 11% de Estados Unidos, o contra 15% en el Reino Unido y 17% en Corea. Más allá de las variables macro, hay mucho para crecer. Incluso en aquellos mercados donde hay turbulencia. En Venezuela, por ejemplo, siempre nos ha ido muy bien.

¿Eso quiere decir que la política no impacta en el e-commerce?

Yo diría que no está tan atado a las variables macroeconómicas sino que está más vinculado a otro tipo de variables, como a qué tan accesible es la banda ancha o a los planes de datos en smartphones. Esos son los elementos más importantes en el comercio electrónico. Obvio que es mejor no estar en un país con variables macro muy negativas pero por poner un ejemplo: en Brasil, que tuvo un año económico muy difícil en 2016, nosotros estamos creciendo como nunca en la historia, con una tasa por encima del 60% desde enero.

¿Y en la Argentina, que tampoco tuvo un año económico fácil?

El crecimiento es todavía mayor, fue el año de mayor crecimiento de los últimos años. La diferencia es que la Argentina se mantuvo en las mismas tasas del año pasado y Brasil aceleró. Lo mismo vimos en México, Colombia y en Uruguay. Es decir, la expansión es pareja a nivel regional.

¿Cómo se logran esos resultados?

Nos encanta celebrar nuestros logros pero la verdad es que el e-commerce en la región todavía es nada y la ambición es mucha. Es cierto que hay 17 años de trabajo atrás y una gran parte del equipo sigue acá, pero faltan 17 años más de trabajo para llegar a lo que esta compañía puede ser.

Imagino que una de las cosas que se celebra es que Mercado Libre no tiene un competidor fuerte.

Esa es una percepción extraña que hay en el mercado. Mercado Libre ha tenido competencia toda la vida. Se cree que no tenemos competencia pero si vemos las distintas etapas de la compañía, cuando arrancó, aparte de DeRemate, había 59 sitios en toda la región que estaban tratando de hacer subastas online.

¿Al necesitar tanta escala, el negocio no requiere sí o sí de un liderazgo claro?

Eso es verdad, es el famoso network effect: una vez que lograste que la rueda gire porque tenés la oferta que trae la demanda y la demanda trae más oferta, eso es verdad. Pero estamos acostumbrados a la competencia. No nos podemos dormir, siempre hay alguien que está compitiendo en algún nicho con buen bolsillo. Lo hubo al principio y si miramos ahora la región, tenemos competidores sólidos en todos lados. Algunos tratan de copiar el modelo de marketplace, otros del mundo offline quieren meterse en el online, aunque armen su tienda oficial en nuestra plataforma; y también existen sobre todo en Brasil los etailers que arrancaron junto con nosotros y todavía están, que venden solamente online. Y después está el jugador internacional.

El gigante en serio, como Amazon

Lo que pasó en México es un gran ejemplo. Ahí fuimos líderes desde el primer día pero siempre pensamos que era un mercado que daba para más, que tenía que ser al menos tres o cuatro veces más grande. A principios del año pasado empezamos a acelerar el crecimiento y nos sentíamos cómodos. Amazon llega el 1 de julio. A partir de ese día, el negocio empezó a acelerar y acelerar. Estamos compitiendo desde hace un año y medio. Te ayuda tener un competidor formidable. Te ayuda a abrir el mercado y a alinearte, a no dormirte.

¿Y cómo va esa batalla?

El negocio en México está creciendo a más de 50%; Amazon arranca de una base muy chica. No me está robando participación sino que es un mercado en expansión. Amazon está ayudando a agrandar la torta.

Según Summers, el modelo de negocios de Mercado Libre es más interesante que el de la compañía fundada por Jeff Bezos, cuya valuación ronda era los US$ 300.000 millones, al menos en términos financieros. Esto porque, según dice Summers, el expertise de la compañía está en reunir a la oferta y la demanda; no en administrar la mercadería. “Las empresas que compran mercadería, como AliBaba o el mismo Amazon, tienen que saber qué compran, cómo lo compran. Es capital de trabajo. Nosotros en cambio, nos enfocamos en detectar oportunidades en las que la aplicación de tecnología produce una mejora para hacer los procesos más eficientes”, explica Summers.

bookmark icon