Al pan, pan

7 de Agosto de 2018 - Lucía Tornero

 


Infopan innovó en materia de soporte publicitario y certificó como empresa B en el proceso. Hoy se encuentra entre las 10 firmas que más se desarrollaron bajo esta modalidad de negocios. Además, la compañía ya reemplazó más de 16 millones de bolsas de polietileno desde el inicio de sus operaciones.

En la era digital, de las redes sociales, la realidad virtual y cientos de innovaciones tecnológicas que sirven a las marcas, pareciera casi imposible que algo tan simple como una bolsa de papel fuera un exitoso canal de advertisement. Y más aún, una bolsa de pan. Sin embargo,  Infopan, la empresa certificada B proveedora de soportes de publicidad sustentable en bolsas de papel ecológico -con sello FSC-, integra el ranking de las diez franquicias que más crecieron en 2017, según la Asociación Argentina de Marcas y Franquicias (AAMF), ubicándose séptimos a nivel país, entre las 600 marcas franquiciantes de esta modalidad.

La idea nació en 2011, durante un viaje a Europa que hicieron dos amigos, los licenciados en comercialización Nicolás Grichener y Rodrigo Dos Santos, socios fundadores de Infopan. Allí, descubrieron una panadería que adicionaba publicidad en las bolsas de su local. “Entonces, pensamos qué pasaría si en Buenos Aires hiciéramos lo mismo, pero a una mayor escala, por zonas y en cada una de las regiones los anunciantes tuvieran el beneficio de exclusividad en su rubro”, se plantearon.

De regreso en Argentina, llevaron adelante una investigación de mercado, adecuaron el producto al país y le agregaron valor utilizando papel ecológico y generando una red de ayuda entre panaderías y comedores sociales, con la intención de hacerlo a nivel nacional. Con una módica inversión inicial de $5.000, para la cual cada uno aportó el 50%, se conformó el capital social. “Para poder imprimir la primera tanda de bolsas, entraron en imprenta cuando ya sabíamos que teníamos los avisos vendidos y por cobrar. Nuestra primera tirada fue en enero de 2013”, recuerda Grichener.

Desde ese entonces la compañía ha demostrado un sólido desarrollo. Hoy se encuentra presente en 18 provincias con 100 franquicias, alcanzando cobertura en el 60% del territorio nacional. En su primer año, Infopan facturó $100.000 (con IVA incluido). En 2017,  la facturación fue de $9.000.000 (sumando lo facturado por la central y la red de franquicias). “Es un modelo de empleo independiente, de baja inversión (la inicial, cada franquicia, la recupera a los 6 meses), que no necesita local ni empleados para funcionar y su éxito está probado. Además, tiene un inicio inmediato”, dice Grichener.

El último año, según la AAMF (www.aamf.com.ar), ha sido muy bueno para el sector de las franquicias que no ha parado de crecer. “Esta modalidad crea en el país siete veces más puestos de trabajo que la industria automotriz. Esto no sólo se debe a la expansión de territorio de la red de franquicias con la apertura de locales tras la inversión de terceros (franquiciados), sino también, con el poder de negociación con proveedores, tras la adquisición de mercadería en grandes volúmenes para abastecer a las grandes cadenas”, explica Dos Santos.

La empresa también nace como parte de un compromiso por impulsar un cambio de paradigma en el uso del packaging. “Siempre estuvo la idea de abordar la empresa desde un concepto sustentable. Lo tenemos en el ADN”, relata Dos Santos. “Encontramos la manera utilizando el papel ecológico, retribuyendo a los comedores con aportes concretos y ofreciendo a ONGs espacios gratuitos para que puedan dar a conocer sus acciones. Esto nos hace sentir orgullosos, hoy vemos como desde el primer momento todo se fue alineando”.

El sistema

Infopan provee de bolsas de papel FSC, de forma gratuita, a una red de panaderías ubicadas en diferentes provincias del país (hasta el momento la forman más de 1000 locales), con el fin de impulsar la tendencia de abandonar la clásica bolsa plástica de polietileno -no amigables con el medio ambiente-, y promover un modelo de negocio innovador, ecológico y con compromiso social, que se enfoca en la venta de espacios de publicidad de los comercios que interaccionan en cada zona donde son distribuidas las bolsas. De esta manera, la empresa ha logrado reemplazar el uso de más de 16 millones de bolsas plásticas en tan sólo 5 años.

Además, como parte del compromiso de trabajo con las panaderías, éstas se comprometen a donar un porcentaje diario de la producción a un comedor de su zona de influencia (acción acompañada por Banco de Alimentos). En paralelo, la compañía realizó un acuerdo con Missing Children para sumar a la impresión de sus bolsas la foto de uno de los chicos perdidos que buscan desde la fundación y que, desde la red, llegarán a todo del país.

En la actualidad, cada aviso tiene un potencial de réplica de más de 5 millones de lecturas, volviéndose un medio estratégico para llegar al corazón de los hogares, contribuir con distintas causas y ser un vehículo de publicidad para grandes marcas como Universidad Siglo 21, Grido, Grupo Sancor Seguros, Volkswagen, La Abuela Goye, Chocolates del Turista, Almundo.com, DirectTV, Baby Company y Chevrolet que han elegido este sistema.

Pero también, desde Infopan apuntan a reducir la brecha que existe entre las empresas y comercios zonales y su público objetivo. “En cada región donde se encuentra la compañía, se asocia a un franquiciado del lugar quien será el contacto con los establecimientos (y los comedores con los que colabora) al mismo tiempo que se enfocará en contactar a los empresarios locales para ofrecerles difundir sus acciones en este medio de publicidad alternativo, con gran llegada a los hogares”, explica Dos Santos.

 

De este modo, las panaderías se favorecen al obtener recursos sin costo, los comedores que integran la red reciben las donaciones y los empresarios locales cuentan con una herramienta innovadora para la difusión de sus productos/ servicios.

Certificarse para ordenarse

Cuando la empresa se encontraba en el especial momento de construir identidad, sus fundadores permanecían alertas sobre nuevas oportunidades. “En ese proceso, alguien se acercó y nos contó que iban a dar una charla sobre Empresas B y que creía que nos podía servir. Fuimos a ver qué onda, nunca habíamos escuchado sobre el tema. Cuando llegamos, apenas empezó la exposición nos miramos y dijimos: ´somos nosotros, somos una empresa B´ aunque en ese momento no estuviéramos certificado”, recuerda Grichener. No lo dudaron y se acercaron a los conferencistas, quienes los alentaron a seguir con el proceso de certificación que resultaba un aval de todo lo que habían desarrollado.  

El año pasado, la empresa cerró al año recibiendo el Premio Joven Emprendedor, que desde hace una década otorga la Federación Económica de la Provincia de Bs. As. (FEBA). La compañía compitió a nivel provincial y fue distinguida en la categoría de Impacto Social.

“Estamos en pleno proceso de expansión nacional, con cobertura en un 80% de las provincias. La planificación para este 2018 es seguir fortaleciendo nuestra red de franquicias en todo el país, y empezar a desembarcar en países de Latinoamérica, ya que tenemos más de mil consultas del exterior, como Uruguay, Chile, Paraguay, México, Colombia”, concluyen los socios.

 

bookmark icon